Los 10 Desiertos más Grandes del Mundo

Inicio » Desiertos » Los más Grandes del Mundo
Desierto Antártico
DePo / Unlimphotos

1. Desierto Antártico

El Antártico es el más grande de los desiertos, con una superficie de 13.829.430 kilómetros cuadrados, de los cuales el 98% está cubierto de hielo. Por eso es conocido como el continente helado o el sexto continente ya que es el más frío, seco y ventoso de los desiertos de la Tierra, pues aquí nunca llueve.

La pluviosidad apenas alcanza a 50 milímetros al año, mientras que en las zonas costeras la media es de 200 mm anuales. Esto impide el nacimiento de una flora destacada, en cuyo lugar solo surgen musgos, bacterias y líquenes, transformando a este desierto en una zona inhóspita, casi inviable para la vida humana.

Los animales que viven en el desierto Antártico son de grueso pelaje o de piel dura y grasosa para soportar las inclemencias del tiempo, como la foca antártica, leopardo marino, krill antártico, pingüino de Adelia, pingüino emperador, ballena azul y el petrel antártico, entre otros.

A pesar de las condiciones adversas, en todo ese inmenso territorio viven unas cinco mil personas, muchas de ellas en estaciones científicas alternando sus vidas entre seis meses de sol y seis meses de oscuridad. Existen unas 66 bases científicas, entre ellas una base española, que cierra durante los meses más duros del año.

2. Desierto Ártico

Desierto Ártico
destillat / Unlimphotos

Es casi de las mismas proporciones que el desierto Antártico, con sus 13.726.937 km2. Pero en este caso tenemos, en su parte norte, un desierto que trasiega por otros desiertos polares a través de Alaska, Groenlandia, Canadá, Islandia, Noriega, Suecia, Finlandia y Rusia.

En el desierto Ártico no llueve nunca, porque las bajas temperaturas conforman un manto de nieve congelado que abarca en su totalidad el casquete polar y las tierras árticas. La vida de los animales es cada vez más difícil.

El oso polar, uno de los animales más llamativos del planeta, corre el riesgo de extinguirse, porque pasa hambre debido a que los hielos más próximos al mar son demasiado finos para sustentarlos en la búsqueda de alimento, pues la contaminación de los mares y el cambio climático están destruyendo los glaciares.

A esto se le agrega que uno de los atractivos de turistas en la región es la caza de focas y otros animales marinos, lo cual contribuye a la desaparición de las especies.

3. Desierto del Sahara

Desierto del Sahara
djoronimo / Unlimphotos

El Sahara está ubicado en África y es el desierto cálido más grande del mundo, con sus 9.065.253 km2, 1. 600 km de longitud y 5. 150 km de ancho, de este a oeste, siendo, a su vez, el más conocido de todos los desiertos.

En su recorrido atraviesa 11 países, a saber, Marruecos, Níger, Sahara Occidental, Mali, Argelia, Egipto, Chad, Libia, Mauritania, Sudán y Túnez. Es el lugar más grande del planeta con temperaturas extremas, lo que lo convierte en uno de los territorios más secos del mundo con días sumamente soleados y noches muy frías.

Su paisaje está conformado por dunas, oasis y escasa vegetación, planicies de alturas variables, montañas de arena salpicadas de piedra, con temperaturas inclementes, por encima de los 40ºC, incluso hasta los 50ºC en el día, pero en la noche el nivel puede bajar a los 0 grados centígrados.

Su vegetación es escasa, apenas hay cactus, que es la planta emblema del desierto por su capacidad para retener agua cuando la hay; líquenes, hierba, y plantas de raíces largas con las cuales escarban en el fondo del suelo para abastecerse del agua subterránea.

La fauna del Sahara está conformada por animales con capacidad de recorrer grandes distancias sin consumir agua, como el camello, y otros adaptados a las terribles condiciones climáticas que los envuelven, como antílopes, cabras, serpientes, roedores, insectos y aves migratorias.

Como todos los desiertos, el Sahara tiene pocas precipitaciones al año, unos 225 mm de media, aunque en algunas regiones apenas llega a 125 mm.

4. Desierto de Arabia

Desierto de Arabia
oleg_zhukov / Unlimphotos

La península arábiga es un desierto casi por completo. Está conformada por Yemen, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Qatar, Bahréin, Irak, Jordania y Arabia Saudita.

Todo este desierto tiene 2.300.000 km2 de superficie, siendo el cuarto del mundo, pero el más rico, pues en lo profundo del suelo subyace una riqueza de grandes proporciones que ha convertido en muy poderosos a los países mencionados, pues tiene petróleo, gas, fosfato, azufre, oro, cobre y piedras preciosas.

Además, las arenas quemantes guardan por debajo reservas infinitas de agua que han sido aprovechadas en la dotación del preciado líquido a las ciudades construidas en el desierto, para saciar la sed de sus habitantes y la planificación de grandes extensiones de vegetación muy verde.

Su clima hiper árido de escasa humedad, con pocas precipitaciones, es tan parecido al del Sahara que se le califica como una continuación de este desierto, por sus temperaturas de 45 grados centígrados en el día y los 0ºC en la noche.

En los centros de producción se cultiva cebolla, alfalfa, cebada y trigo, entre otros productos, mientras la fauna está conformada por camellos, perros, el gato del desierto, lobos, lagartos, oryx y gacelas.

5. Desiertos de Australia

Desiertos de Australia
kaarsten / Unlimphotos

Australia es un continente lleno de desiertos en una superficie de 2.300.000 km2, la mayoría de ellos en la región central y el noroeste, siendo uno de los países más despoblados del mundo, porque solo el 3% de sus habitantes, entre ellos sus etnias indígenas ancestrales, viven en los desiertos y el 97% restante lo hacen en las zonas costeras.

Su animal emblema es el canguro, pero también hay camellos que fueron llevados a Australia en tiempos remotos y están sometidos a proceso de conservación para preservar la especie, lagartos, y dingos.

Tiene grandes parques nacionales que son recorridos por turistas ávidos de conocer los desiertos de este impresionante país, pero están cerrados desde el 1 de enero hasta el 15 de marzo, por las elevadas temperaturas que se registran y que pueden llegar a 50ºC. Sus principales desiertos son:

El Gran Desierto Victoria

Tiene 424.000 km2, su nombre se debe a la reina Victoria de Inglaterra, y está ubicado en Australia Occidental y Australia del Sur, extendiéndose por el desierto de Gibson en el norte y la llanura de Nullarbor por el sur. Pluviosidad de 150 mm anuales, y temperaturas de 35-40ºC en verano y 20ºC en invierno.

El Gran Desierto Arenoso

Tiene 284.993 km2, está ubicado en el noroeste de Australia Occidental donde desarrollan sus culturas los pueblos indígenas. Su pluviosidad es de 300 mm anuales y su temperatura es de 42ºC en verano y 30ºC en invierno. Otros desiertos son Tanami, Gibson, Simpson, Pequeño Desierto Arenoso, Pedirka, Tirari y más.

6. Desierto de Gobi

Desierto de Gobi
w20er / Unlimphotos

Es el desierto más grande de Asia, con una superficie de 1.040.000 km2. Ocupa el 30% del territorio de Mongolia, donde estuvo asentado el imperio mongol, y se extiende por el noroeste de las provincias de China.

Es una fuente importante de hallazgos para los paleontólogos, debido a la riqueza que subyace en sus entrañas, donde se han encontrado restos fósiles de la época de los dinosaurios. Se cree que tenía una abundante vegetación que fue desapareciendo con el transcurso de los siglos hasta convertirse en la zona árida que es hoy día.

Es un desierto compuesto mayoritariamente por rocas y arenas, pero es uno de los mayores atractivos turísticos del mundo, por lo que representan la cultura mongol y la cultura china; es un desierto habitado por mongoles, a quienes vemos en caballos o en camellos y son afables con los visitantes.

Una línea ferroviaria, el ferrocarril transmongoliano, enlaza a Beijing, la capital china, con la línea transiberiana, a través del territorio del desierto, pasando por Ulan Bator, la capital de Mongolia.

También aquí las temperaturas son extremas, llegando a los 50ºC en el verano, pero también en el invierno la arena es cubierta por la nieve en algunas regiones.

No tiene agua. Gobi quiere decir eso, “lugar sin agua”, porque las nubes que vienen del océano Índico chocan con la cordillera del Himalaya, lo que impide su paso al desierto, y por eso sus precipitaciones son escasas, apenas 100-200 mm anuales en las tierras altas.

7. Desierto de Kalahari

Desierto de Kalahari
kobus_peche / Unlimphotos

Así como Gobi traduce “lugar sin agua”, Kalahari traduce en tswano “desierto de la gran sed”, lo cual da una buena idea de sus características. Es un desierto con una superficie de 930.000 km2 que comparten Botswana, Namibia y Sudáfrica.

Este desierto es atravesado por el río Orange de oriente a occidente, su clima es muy parecido al de los desiertos australianos, y aquí, como allá, perviven etnias indígenas, en este caso los khoisan, pueblo nómada o seminómada que son expertos cazadores y recolectores, dedicados a la agricultura y el pastoreo.

Su fauna está compuesta por antílopes, jirafas y leones, y alberga la reserva de caza del Kalahari central y el Parque Nacional de Chobe, entre otros.

8. Desierto Patagónico

Desierto Patagónico
cicloco / Unlimphotos

Este desierto de 670.000 km2 está en Sudamérica, demarcado por los bosques húmedos de la cordillera de los Andes en el este y el océano Atlántico en el oeste, en la parte sur de Argentina, tocando algunos puntos de Chile.

Es el desierto más grande de Sudamérica, donde se le conoce como Patagonia Oriental. Es un territorio árido por el muro que representa la cordillera en el paso de los vientos que provienen del Pacífico, los cuales sí alcanzan el resto de esta región latinoamericana.

Y como no hay mal que por bien no venga, el territorio del desierto Patagónico ha sido usado desde hace muchos años en algunas de las etapas del Rally Dakar.

9. Desierto de Siria

Desierto de Siria
RnDmS / Unlimphotos

El desierto de Siria es una prolongación del desierto de Arabia con sus 409.000 km2 de paisajes áridos y rocosos, en el que ha florecido Damasco, la capital del país.

Está pegado a Jordania. Irak, Turquía, el valle de Orontes y el río Éufrates; se le unen pequeños desiertos como el de Palmyra y tiene oasis grandes como Ghouta, una zona que bordea el desierto donde se producen alimentos desde hace cientos de años.

10. Desierto de Chihuahua

Desierto de Chihuahua
Hydrobiolog / Unlimphotos

Así como el desierto Patagónico es el más grande del sur de América, el de Chihuahua es el más grande del norte, aunque más pequeño que aquél, pues tiene 362.600 km2.

Tiene como límites a los montes Wasatch, por el este, y la Sierra Nevada por el oeste, y se extiende por México y los Estados Unidos, ocupando espacios en los estados de Nevada y Utah, y otros territorios más pequeños en California, Idaho, Oregón y Wyoming.

Es un desierto frío y seco que se encuentra con otros desiertos de México, como Mojave y Sonora, atravesando parte de los estados mexicanos de Chihuahua y Cohauila.

¿Ha sido útil esta publicación?

Leave a Comment