Transformación de la Naturaleza

Inicio » Transformación de la naturaleza

¿Cuáles son las transformaciones de la naturaleza?

Cuáles son las transformaciones de la naturalezaLas transformaciones que realiza el ser humano para su propio beneficio en la naturaleza, se ejecutan a fin de sacar el máximo provecho de toda la materia prima y elementos disponibles, que le permiten sobrevivir y  mejorar su calidad de vida.

Esto viene ocurriendo desde tiempos inmemoriales. Comenzó cuando el hombre, por ejemplo, descubrió el fuego y  preparó la tierra para cultivar y cosechar sus propios alimentos.

Así que siempre la naturaleza ha sido transformada por el hombre, con lo que se introducen cambios en el paisaje, junto a otros elementos humanizados, para beneficio de la sociedad en general.

¿Cómo se transforman los paisajes naturales?

Los animales también introducen modificaciones en la naturaleza, menores, pero cambios al fin. Pero el hombre gana cualquier apuesta, porque es capaz de ejercer una radical fuerza transformadora o de mediana intensidad en la naturaleza, que altera las dinámicas de todos los seres vivos integrantes de ese ecosistema.

Veamos cómo lo hace.

Paisaje rural y urbano

Cómo se transforman los paisajes naturales - Paisaje rural y urbanoCuando en una zona rural se construyen viviendas en medio de un  bosque y campo, se altera el paisaje.

Igual ocurre con la construcción de urbanismos tanto  en la periferia como en las grandes ciudades: todo lo natural se modifica, la mayoría de las veces de forma irreversible,  para dar paso a una estructura de grandes moles de cemento y hierro  donde no quedan rastros del paisaje natural original.

Esto quiere decir que el hombre siempre busca la forma de modificar el paisaje natural para su propio beneficio, convirtiéndolo en otra realidad que persigue ganar comodidad, va más allá de la sobrevivencia manifestada con la búsqueda de alimentos. 

El ser humano crea nuevos paisajes, el rural y el urbano, con lo que introduce cambios que pueden alterar la dinámica de los ecosistemas. En el rural los cambios son menos rudos, queda una parte de la naturaleza en convivencia con el nuevo modo de vida.

En el paisaje urbano, las modificaciones son radicales e incluso a veces desaparece por completo el  ecosistema intervenido, porque se construyen avenidas, autopistas y edificios y casas que arrasan con cientos de hectáreas verdes.

Donde antes había árboles, arbustos y suelos fértiles, surgirá de la mano del constructor un nuevo  paisaje humanizado con casas, edificios, comercios, calles, avenidas y vías rápidas para el transporte, entre otros beneficios que muy probablemente afectarán a miles de especies animales y vegetales.

Aunque el planeta Tierra  en sí mismo  ha ido cambiando a lo largo de distintas épocas, con períodos de altas temperaturas, glaciaciones y otros fenómenos que han dado paso a la formación de montañas, depresiones, planicies, ríos y demás cuerpos de agua, también es verdad que estos procesos naturales se han producido muy lentamente a lo largo y millones de años.

En cambio, el hombre puede introducir modificaciones en lapsos breves, hasta arrasar con todo el paisaje natural que tanto ha costado levantar, tan rápidamente como lo hacen fenómenos naturales como volcanes, tsunamis, terremotos, huracanes, entre otros que son menos frecuentes que la acción muchas veces depredadora del ser humano, que constantemente introduce cambios en espacios de la naturaleza, no importa si se trata de mares y océanos, aire o cielo y tierra.

Así las cosas, tenemos múltiples expresiones de transformaciones radicales ejecutadas por el hombre en la naturaleza. Veamos algunas.

  1. Construcción de pueblos, caseríos y ciudades satélites.
  2. Urbanismos que dan paso a grandes y medianas ciudades como Caracas, Santiago de Chile, Nueva York, París, Londres o Shangai y Tokio, son expresión de los cambios radicales que padece la naturaleza a manos del hombre.
  3. Construcción de centrales hidroeléctricas y nucleares.
  4. Parques eólicos y centrales fotovoltaicas.
  5. Infraestructuras marítimas como puertos y centros de energía mareomotriz.
  6. Parques industriales y fábricas. 
  7. Minas para la extracción de minerales y piedras preciosas.
  8. Puentes, normales, de tipo colgantes, levadizos, así cómo carreteras y autopistas.
  9. Vías de trenes y ferrocarriles que atraviesan miles de hectáreas alrededor del mundo.
  10. Aviones que surcan los cielos.
  11. Tráfico marítimo protagonizado por  embarcaciones de todo tipo que contaminan océanos y mares.
  12. Campos de agricultura y ganadería.

¿Cuál es la influencia del ser humano en la naturaleza?

El hombre puede generar cambios positivos y negativos sobre el medioambiente, cada vez que ejerce su poder en la naturaleza para hacerse dueño de materias primas y elementos disponibles para la generación de energía, desde el Sol, hasta el viento y los cuerpos de agua.

Es por ello que se habla de ventajas y desventajas de la intervención del hombre sobre la naturaleza. Veamos algunas de las más importantes.

Ventajas

Cuál es la influencia del ser humano en la naturaleza - VentajasEl hombre puede mejorar sus condiciones de vida, porque además de alimentos también consigue refugio con la construcción de viviendas y vías de comunicación que facilitan la interrelación de los pueblos.

Igualmente, saca provecho de recursos naturales renovables y no renovables para producir energía a gran escala, con apoyo en tecnologías cada vez más sofisticadas y eficientes.

Eleva sus condiciones de vida, porque la materia prima existente en la naturaleza provee recursos económicos a las industrias que la procesan y genera miles de empleos  directos e indirectos a  nivel mundial.

Desventajas

  1. El planeta está sufriendo niveles de contaminación que se aceleraron en forma peligrosa a partir del boom de la primera revolución industrial nacida en Inglaterra, con un impacto severo en la calidad del aire, de las aguas, de los suelos y emisiones no deseadas de gases de efecto invernadero capaces de recalentar los océanos, con lo que se han venido intensificando catástrofes naturales altamente destructivas como inundaciones, huracanes, tsunamis, entre otros fenómenos cómo el deshielo de los casquetes polares.
  2. La biodiversidad planetaria también se ha visto afectada por culpa de la mano criminal del hombre, porque muchas especies de animales pierden sus hábitats, emigran y mueren  y muchas variedades de plantas no soportan tampoco los cambios radicales introducidos en los ecosistemas.
  3. Reducción en la disponibilidad de materias primas provenientes de los recursos naturales renovables y no renovables del planeta, actualmente enfermo a causa del cambio climático y el calentamiento global ocasionado por las actividades de explotación protagonizadas por el hombre, tanto a nivel artesanal como industrial.

¿Cómo se relaciona la explotación de recursos naturales con la transformación de la naturaleza?

Cómo se relaciona la explotación de recursos naturales con la transformación de la naturalezaEl vínculo entre explotación de recursos naturales y transformación de la naturaleza es indisoluble.

Porque el hombre jamás dejará de echar mano a las materias primas disponibles en bosques, selvas y muchos otros ecosistemas marinos y acuáticos, para satisfacer sus necesidades y conseguir también prosperidad económica.

Gracias a los recursos naturales abundantes en la naturaleza, se producen muchos  productos terminados y bienes de servicios obtenidos, donde resalta la generación de electricidad y agua potable, gracias a una tecnología cada vez más eficiente aplicada a elementos tan generosos como la luz solar, el agua, el viento y otros siempre disponibles para su explotación.

Cuando el ser humano tala árboles en los bosques para obtener madera y fabricar muebles y casas, transforma el paisaje natural donde crecen estas especies.Y cuando construye una represa o una central hidroeléctrica, modifica sustancialmente todo el hábitat de ese espacio natural dominado por el agua dulce que nos regalan los ríos, cuyo curso se altera para proveernos del vital líquido.

¿Qué es la sobreexplotación de los recursos naturales?

Qué es la sobreexplotación de los recursos naturalesTristemente, la sobreexplotación de recursos naturales es una de las peores tragedias protagonizadas por el hombre en su afán de obtener mayor confort y lucro.

Consiste en extraer de forma inconsciente, hasta irresponsable, la mayor cantidad posible de materias primas de la naturaleza, sin que importe si son y no renovables en el corto, mediano y largo plazo.

El saldo no puede ser más negativo: el planeta actualmente se halla sometido a presiones cada vez mayores derivadas de una contaminación de grandes proporciones que ha afectado todo sus biomas y amenaza con profundizarse en los próximos años.

Gracias al cambio climático derivado de la excesiva explotación de combustibles fósiles como el petróleo, carbón y gas natural, con altas cargas de tóxicos que se expelidos al medioambiente y muchos otros  residuos derivados, por ejemplo, de otras actividades tan peligrosas como la minería y la producción de energía nuclear.

Gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, entre otros, así como compuestos organoclorados, no se reducen por culpa de la incesante actividad industrial de los países desarrollados, con la consecuencia hasta ahora indetenible de una inusual retención de calor atmosférico, el deshielo en la región polar y una peligrosa elevación de la temperatura en los océanos, entre otros males catastróficos para la humanidad.

Esto ha generado, según advierte la comunidad científica, que el planeta se encuentra rebasado en sus biocapacidades en un 50% más, afectándose los ciclos del agua, del nitrógeno, de la vida en general.

¿Cuál es el lugar que ocupa el ser humano en la naturaleza?

Cuál es el lugar que ocupa el ser humano en la naturalezaAbsolutamente, todos los seres humanos estamos vinculados en forma constante, de manera estrecha, tanto a nivel físico como espiritual y emocional con el funcionamiento de la naturaleza, con todos sus procesos benéficos para la vida en el planeta.

En el devenir de la historia de la humanidad, la relación entre el hombre y la naturaleza ha sido indisoluble, estrecha, porque este se ha servido de todos los beneficios que le regala la madre Tierra.

Entender en su justa dimensión que dependemos de ella para sobrevivir como raza humana, es fundamental para aprender a respetar y proteger la naturaleza como un sistema perfecto de organización social que no debe seguir siendo destruido con una sobreexplotación innecesaria de sus recursos renovables y no renovables.

Deja un comentario