Huracán: [Concepto, Categorías, Formación y Vida Media]

Inicio » Huracán

¿Qué es un huracán?

Los huracanes se definen como un remolino gigantesco que puede cubrir cientos de miles de kilómetros cuadrados, en su recorrido sobre océanos de origen tropical.

Tienen una estructura de viento giratoria, que puede ser apreciaba u observada desde el espacio exterior como una gran espiral blanca con un ojo central de muy baja presión atmosférica que puede medir 50 kilómetros de ancho, sitio donde discurre una calma tensa.

A su alrededor, se forma una pared con vientos lluviosos generados por este fenómeno natural de alta preocupación para los habitantes de zonas costeras.

Vientos de alta intensidad

Se caracterizan entonces por desarrollar vientos de alta intensidad, con tormentas eléctricas y lluvias constantes, muy profusas. Son en verdad muy comunes en la cuenca noreste del Océano Pacífico y la del Atlántico Norte, Mar Caribe y Golfo de México.

Se incluyen dentro de la clasificación general que ostentan los ciclones tropicales, porque nacen a partir de estos, en determinadas condiciones oceánicas y atmosféricas. Un ciclón puede entonces evolucionar hasta convertirse en un huracán.

tormenta tropical efecto invernaderoDe no tomarse medidas preventivas, pueden llegar a ser muy letales y cobrar muchas vidas, además de pérdidas materiales cuantiosas, mil millonarias.

Cuando alcanzan su grado máximo, se denominan marejadas ciclónicas con vientos huracanados, un crecimiento del mar hacia la costa expresado en olas gigantes sucesivas que ocasionan desolación y muerte en regiones costeras. Se parecen a los tsunamis en el poder destructivo, aunque tienen menor potencia que estos.

A la fecha, el huracán más devastador de la historia ha sido Patricia, en octubre de 2015, con vientos máximos de 400 kilómetros por hora que castigaron sin clemencia alguna las costas mexicanas en Jalisco, Colima y Nayarit, donde sembraron la muerte de 19 personas, destrucción total y pérdidas materiales millonarias.

¿Cómo se produce un huracán?

Los huracanes reciben la energía a partir de la condensación del vapor de agua, porque este libera calor. Es así como el aire cargado de vapor de agua que se origina en la superficie de los mares, comienza a ascender rápidamente y a expandirse.

Al subir se va enfriando y el vapor de agua se condensa, liberándose entonces gran cantidad de energía. Igualmente, se forman nubes de tormenta que superan los 15 mil metros de altura (se llaman cumulunimbus).

¿Sabías qué...?
Todos se forman de la misma forma, pero en el caso de los huracanes hay que distinguir que se llaman así cuando alcanzan su máxima intensidad, dada a partir de los vientos máximo sostenidos durante un minuto. Así como su poder destructivo, que aumenta rápidamente y que depende no solamente de la velocidad del viento, sino del cuadrado de esta variable.

Siempre los huracanes se forman tras sobrepasar tres grandes etapas:

  1. La primera se llama perturbación tropical, porque existe una zona de inestabilidad atmosférica vinculada a la existencia de un área de baja presión con vientos convergentes.
  2. Después viene una depresión tropical con vientos que van incrementándose en la superficie, ante la persistente presencia de una zona de baja presión y velocidades de viento estimadas en 62 kilómetros por hora.
  3. Después sucede una tercera etapa donde se desarrolla a plenitud la llamada tormenta tropical, donde los vientos ya superan velocidades estimadas entre 63 a 118 kilómetros por hora. Aquí las nubes se van se van distribuyendo en forma de espiral.

Escala Saffir-Simpson

Y ya en un cuarto nivel aparecen los huracanes, ciclones o tifones, con vientos sostenidos que alcanzan o superan 119 kilómetros por hora y se incluyen dentro de una categorización o escala denominada escala Saffir-Simpson. Veamos.

También sucede que en esta etapa de expansión pueden cambiar de forma, tamaño, intensidad y su dirección de desplazamiento y traslación, igualmente puede variar abruptamente.

La escala Saffir-Simpson,  tiene cinco categorías: 

Categoría 1

energía eólicaLos vientos oscilan entre 119 a 153 kilómetros por hora. Ocasionan daños a la vegetación y mueles, produce inundaciones en carreteras y zonas costeras, peor es la de menor intensidad.

Categoría 2

Los vientos cambian de intensidad y se elevan desde 154 a 177 kilómetros por hora.

Se generan afectaciones en muelles, infraestructura marítima en general y algunos daños en casas y edificios, con inundaciones un poco más pronunciadas en vías de comunicación terrestres.

Categoría 3

Tiene la característica de presentar vientos sostenidos máximos que van entre 178 a 209 kilómetros por hora, con destrucciones en casas y edificaciones de todo tipo, derribo de árboles y postes de alumbrado público que son arrastrados por los fuertes vientos, así como inundaciones importantes.

Categoría 4

ETALFA_Calentamiento globalLos vientos son mucho más peligrosos, porque van desde 210 a 249 kilómetros por hora y causan daños extremos en casa, edificios, muelles, barcos, lanchas, autos, erosión de playas e inundaciones en terrenos planos considerables.

Categoría 5

Es la más temida de entre todas las categorías, porque la velocidad de los vientos puede llegar a 250 kilómetros por hora, con grandiosas afectaciones que son verdaderamente catastróficas.

Los derrumbes, la devastación y daños estructurales son totales.

¿Qué diferencia hay entre un huracán, un tifón y un ciclón?

Aunque los científicos de los fenómenos climatológicos aún no acaban de descifrar todas las claves que envuelven la aparición de huracanes, tifones o ciclones, hay bastante información procesada sobre el fenómeno.

ciclón o huracánCabe precisar que los ciclones tropicales, aunque  se llaman tifones o huracanes, son esencialmente lo mismo.  Lo que cambia el nombre, es la locación, el lugar del mundo donde ocurren.

Es así como en la franja del Atlántico Norte y el Pacífico Noreste, se conocen bajo el nombre de huracanes. Y si aparecen en el Pacífico Sur y el Océano Índico, se les denomina como ciclones.

Los tifones, en cambio, se registran en el Océano Pacífico Noroeste.

Pero si se registra el mismo tipo de fenómeno en el Océano Pacífico Noroeste, se le conoce como tifón.

Y en el Pacífico Sur y el Océano Índico, el término usado es ciclón.

¿Qué vida media tiene un huracán?

Como ya se ha revisado, el ciclo de vida de un huracán comienza con la formación de tormentas en un área en perturbación sobre el océano, que da paso a una depresión tropical caracterizada por tormentas que comienzan a girar alrededor de un centro, lo cual permite que comiencen a soplar vientos estimados en 62 kilómetros por hora.

huracán ciclón o tifónPero el huracán es un fenómeno atmosférico oficial, cuando la velocidad de los vientos sostenidos alcanza y/o supera los 119 kilómetros por hora.

Puede causar devastación en pocos días, un o dos a lo sumo, y durar más de una semana de vida, hasta que diversas condiciones ponen fin a su existencia.

Veamos cuáles son:

Todo huracán muere cuando ocurren las siguientes situaciones:

  1. Entran en contacto con aguas mucho más frías y se produce una pérdida de calor, por lo que también enfriará el “motor” que lo hace girar.
  2. Otra causa por la que el huracán desaparece es que toque tierra. Las aguas terrestres son más cálidas y esto revienta el balance de temperaturas que dan vida al ciclón.
  3. Pueden desactivarse igualmente si permanecen mucho tiempo en un mismo lugar, porque logran enfriar la zona oceánica que usan como fuente de energía calórica.
  4. Si chocan con otros fenómenos de baja presión, como tormentas no ciclónicas de baja presión que pueden absorberlo.

¿Dónde se suelen producir?

Aparecen en el Océano Atlántico, el Mar Caribe, así como la zona central y norte del Océano Pacífico este y el Golfo de México.

Son, en consecuencia, un gran dolor de cabeza para las poblaciones que ocupan la franja costera de Estados Unidos, el Golfo de México con todas sus costas, así como las de Centroamérica e islas del Caribe.

¿En qué épocas suelen aparecer?

Los huracanes suelen aparecer sobre el Océano Atlántico, entre los meses de agosto y finales de octubre, cuando el agua se calienta.

Pero hacia el Pacífico Oriental, la temporada arranca entre mayo a finales de noviembre.

¿Cómo se monitorizan?

Al contrario a lo que pueda creerse, los huracanes no se mueven solos, pero su motor principal son la corrientes de vientos globales influidos por los llamados gradientes de presión atmosférica.

ecosistemas terrestres y vientoEsos vientos y presiones son los que hacen que se muevan, cual si se tratase de un barquito de papel en el mar inquieto. Irá de un lado a otro con suma facilidad, gracias a las corrientes y el viento.

Así sucede en la atmósfera. Por eso es algo difícil predecir con exactitud la trayectoria de los huracanes. Son muy cambiantes.

Por ello, los meteorólogos tienen a su alcance varios diseños o modelos matemáticos y hasta simulaciones por computadora que ayudan a pronosticar el futuro movimiento de los huracanes, indispensable para evitar víctimas y daños materiales de consideración.

En este proceso, se ponen en primer plano varios factores que incluyen desde observaciones realizadas en aviones de reconocimiento, uso de satélites, sondas y datos sobre las presiones del aire, la dirección y fuerza del viento, temperatura del agua, humedad ambiental y altura de las olas, entre otros.

Toda esta información se procesa en centros meteorológicos de altísima especialización, donde se desarrollan cada día nuevos métodos para pronosticar la trayectoria de los huracanes.

Existe, en consecuencia, un método universal denominado Sistema Global de Predicción, o GFS por sus siglas en inglés, creado en Estados Unidos por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Existe otro modelo donde participan 34 países, el del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio.

Estos son los de mayor confiabilidad hasta ahora.

Última actualización el

Mi nombre es Teresa Vaz Ferrà y soy estudiante de Biología en Barcelona. Me gusta colaborar con esta página porque desde bien joven me ha encantado el funcionamiento de la naturaleza y la biología. Tenía claro que quería estudiar algo relacionado con estos temas y por eso me acabé decidiendo por Biología.

Deja un comentario