Rocas Ígneas: [Características, Tipos, Formación y Clasificación]

Inicio » Rocas ígneas
Puntos importantes sobre las Rocas ígneas:
  • ¿Qué son? Las rocas ígneas son aquellas formadas a partir de un proceso de enfriamiento y solidificación del magma localizado en el seno de la Tierra. Se trata de una masa de fusión focalizada en el interior del planeta.
  • ¿Qué tipos hay? De acuerdo al enfriamiento involucrado, existe una clasificación general que da cuenta de dos grandes tipos de rocas ígneas: las rocas ígneas intrusivas y las rocas ígneas extrusivas.
  • ¿Dónde podemos encontrarlas? Las rocas ígneas se originan a partir del magma de la Tierra que no logra aflorar a la superficie. Toda roca ígnea proviene de un proceso de solidificación del magma, que circula en el interior del subsuelo terrestre hasta cristalizarse.
  • ¿Cómo se forman? Las rocas ígneas también se denominan rocas magmáticas, ya que pasan por un proceso de solidificación del magma. Son el producto de las distintas reacciones sufridas por la masa en fusión que se encuentra en el seno mismo de la Tierra.
  • ¿Podemos clasificarlas según su color? Las rocas ígneas se pueden clasificar de acuerdo a su color. De hecho, existe una clasificación mineralógica común en los minerales ricos en sílice, los denominados leuococratos o félsicos.
  • ¿Qué criterio se utiliza para clasificarlas? Aunque existan diversas teorías que intentan clasificar el origen de las rocas ígneas, hay consenso en torno a dos criterios: presencia de elementos químicos en abundancia y abundancia de minerales principales.

¿Qué son las rocas ígneas?

Qué son las rocas ígneasUna roca, cualquiera, se reconoce fácilmente porque es una piedra muy dura compuesta por varios minerales.

También se la define, a groso modo, como una asociación inorgánica de uno o varios minerales que naturalmente se han formado por la ocurrencia de procesos geológicos endógenos y exógenos.

Las rocas ígneas son aquellas formadas a partir de un proceso de enfriamiento y solidificación del magma localizado en el seno de la Tierra. El vocablo ignis, de origen griego, significa fuego. Se trata de una masa de fusión focalizada en el interior del planeta.

¿Sabías que..?
La ciencia ha logrado establecer a lo largo de dilatados estudios que la superficie planetaria está compuesta en alrededor de un 95% por rocas ígneas. Protegidas debajo de otra capa rocosa integrada por una especie de manto de rocas metamórficas y rocas sedimentarias.

El estudio concienzudo de estas rocas, al igual que las metamórficas, es fundamental para el ser humano, porque permiten precisar información relacionada con los procesos geológicos que ha atravesado la Tierra y sus variaciones a lo largo del tiempo.

De la misma manera, el conocimiento sobre la composición de los materiales que integran las rocas ha permitido que el hombre saque gran provecho de las diversas aplicaciones que las mismas tienen en la industria de la construcción.

Con las rocas ha sido posible la construcción de viviendas, puentes, así como aplicaciones diversas en la producción de cemento, vidrio, entre otros.

¿Cómo se originan las rocas ígneas?

Las rocas ígneas se originan a partir del magma de la Tierra que no logra aflorar a la superficie, por lo que entonces se va enfriando lentamente en el subsuelo. Esto es lo que ocurre con las rocas ígneas intrusivas.

¿Qué tipos de rocas ígneas hay?

Cómo se originan las rocas ígneasDe acuerdo al enfriamiento involucrado, existe una clasificación general que da cuenta de dos grandes tipos de rocas ígneas: las rocas ígneas intrusivas y las rocas ígneas extrusivas.

De cualquier manera, aunque existan diversas teorías que intentan explicar y clasificar el origen de las rocas ígneas, sí hay consenso en torno a dos criterios determinantes:

Presencia de elementos químicos en abundancia, los cuales se expresan en los llamados diagramas Tas, así como la abundancia de minerales principales. Las primeras, las intrusivas, se forman a partir del enfriamiento del magma que discurre debajo de la superficie planetaria.

La segunda ocurre superficialmente de manera muy rápida. Se conocen como rocas intrusivas al granito y pórfido. Se dejan ver precisamente cuando la erosión de la Tierra genera un afloramiento que permite el ascenso de la corteza terrestre.

Las extrusivas o ígneas volcánicas más conocidas son: el basalto y la obsidiana, que se presentan después de la erupción de cualquier volcán a través la aparición de la lava, la cual se solidifica dejando estas muestras rocosas de gran valía.

Es decir, la lava se acumula y se solidifica, es un magma que sale a la superficie tras ser expulsado por los volcanes. Dichas rocas de origen volcánico suelen clasificarse de diversas, o en distintas familias, de acuerdo a sus texturas, la asociación de minerales.

Así como las formas que asumen los cuerpos ígneos durante su proceso de cristalización.

Holocristalinas

Poseen en su composición un 100% de cristales.

Hipoliana

Son producto de una mezcla entre vidrios y cristales.

Hololianas

Podemos clasificar las rocas ígneas según su colorSu composición es exclusivamente de vidrios. Pero se habla adicionalmente de un tercer tipo de rocas ígneas llamadas filonianas.

Que irrumpen tras la cristalización del magma en superficies integradas por muchas grietas, las cuales poseen ciertas condiciones:

No hay presión ni temperatura elevada, pero tampoco estos factores son muy bajos. Ejemplos claros de este grupo son las rocas pegmatitas y los pórfidos, compuestas fundamentalmente por silicatos que, de acuerdo a su presencia dan origen a una subclasificación. Veamos:

Básicas

Están integradas por el basalto y gabro; intermedias: andesitas y dioritas; ácidas: riolita y granito. Este último, el granito, es muy común, al igual que el basalto.

¿Dónde podemos encontrar las rocas ígneas?

Dónde podemos encontrar las rocas ígneasLas rocas ígneas, como ya ha quedado dicho, se originan a partir del magma de la Tierra que no logra aflorar a la superficie.

Por lo que este se va enfriando lentamente en el subsuelo. Se concluye que toda roca ígnea proviene de un proceso de solidificación de ese material rocoso conocido como magma.

Que circula en el interior del subsuelo terrestre hasta cristalizarse producto del enfriamiento de los minerales que lo integran, incluidas  partículas que se entrecruzan.

Esto es lo que ocurre con las rocas ígneas intrusivas, las cuales suelen presentar lo que se conoce como una cristalización megascópica. Mayoritariamente, las rocas ígneas intrusivas son graníticas.

¿Cómo se forman las rocas ígneas?

Cómo se forman las rocas ígneasLas rocas ígneas también se denominan rocas magmáticas, dado su origen, ya que pasan por un proceso de solidificación de un material rocoso, móvil y caliente llamado magma.

El cual pasa de un estado sólido a otro líquido gracias a las elevadas temperaturas reinantes.

El magma está conformado por rocas fundidas y otros elementos que están al interior de la corteza terrestre planetaria. Esto significa que las rocas ígneas son el producto de las distintas reacciones sufridas por la masa en fusión que se encuentra en el seno mismo de la Tierra.

¿Podemos clasificar las rocas ígneas según su color?

Qué tipos de rocas ígneas hayLas rocas ígneas se pueden clasificar de acuerdo a su color. De hecho, existe una clasificación mineralógica común en los minerales ricos en sílice.

Los cuales son de varios colores claros que se denominan leuococratos o félsicos. Estos no contienen ni hierro ni cuarzo. Ejemplos: el cuarzo, los feldespatos, la moscovita.

Casi todas las rocas ígneas se componen de materiales minerales llamado silicáticos. Tenemos entre estos lo que se denominan un índice de color. Veamos.

Existen igualmente silicatos ricos en hierro y magnesio, los cuales se conocen como máficos. Tienen color oscuro. Ejemplos: piroxenos, olivino, biotita, anfíboles, presentes en rocas básicas.

¿Qué criterio se utiliza para clasificar las rocas ígneas?

Aunque existan diversas teorías que intentan explicar y clasificar el origen de las rocas ígneas, sí hay consenso en torno a dos criterios determinantes: presencia de elementos químicos en abundancia, los cuales se expresan en los llamados diagramas Tas, así como la abundancia de minerales principales.

En síntesis, se clasifican a partir de dos grandes criterios:

  1. Abundancia de minerales primarios principales.
  2. Abundancia de elementos químicos presentes.

Qué criterio se utiliza para clasificar las rocas ígneasTodas las rocas, sin embargo, suelen clasificarse a partir de criterios generales. Donde tenemos divisiones según sus propiedades, composición química, permeabilidad, textura.

Por ejemplo, la textura nos indica cómo fue que se enfrió el magma. La composición química, por su parte, indica en las rocas ígneas que el elemento mayoritario presente es el óxido.

Mientras que el mineral más abundante es el silicato. Después sigue otro famoso: el sílice, con variaciones que van desde un 35 a un 80%. Pero es común que en geología se emplee el criterio más usado de todos: origen o mecanismo que permitió la formación de la roca, sea o no ígnea.

Referencias bibliográficas

¿Ha sido útil esta publicación?

Deja un comentario