Fauna de Clima de Alta Montaña: [Características de Especies Animales]

Inicio » El Clima » Clima de alta montaña » Fauna de clima de alta montaña

¿Cómo es la fauna de clima de alta montaña?

Cómo es la fauna de clima de alta montañaLa fauna siempre es menos variada que la flora predominante en los dominios del clima de alta montaña, caracterizado por la presencia de inviernos fríos muy largos y veranos cortos y cálidos, donde las condiciones extremas hacen más complicada la vida de cualquier ser vivo.

Sin embargo, en estos ecosistemas, se consiguen especies de animales de características muy similares que sobreviven en la parte más alta de las montañas.

Gracias a condiciones especiales que logran desarrollar, como un pelaje o plumaje tupido, piel de gruesa capa de grasa para protegerse del frío y condiciones físicas que les permitan superar los obstáculos de rocas y laderas escarpadas, abismos y cumbres heladas.

Muchos animales tienen además la capacidad de hibernar para ahorrar energías en el largo período invernal y afrontar la escasez de energías. Son de estas especies típicas las cabras montañesas, venados, lobos y felinos de páramo, todos con un pelaje abundante para protegerse de las gélidas temperaturas de las altas montañas.

En los ecosistemas alpinos, por ejemplo, son característicos las siguientes especies:

Gamuza

GamuzaEs un animal típico de las montañas alpinas suizas amenazado de muerte, por culpa de terribles prácticas de cacería, que aunque ha logrado sobrevivir, debe combatir al lince, su depredador más poderoso.

Se calcula que actualmente hay cerca de 95.000 mil ejemplares, en los Alpes y el Jurá, montañas que escala con muchísima habilidad, a pesar de su tamaño no mayor a 1.30 mts de altura y un peso no mayor a los 50 kgs.

Tienen pequeños cuernos de puntas arqueadas y una piel gamuzada para defenderse del frío, con pelo largos en la espalda que superan en invierno los 15 centímetros y que eriza si desea asustar a sus potenciales agresores.

Marmota

Fauna de clima de alta montaña - MarmotaEs uno de los mamíferos roedores más característicos de las montañas alpinas. Prefieren las zonas más boscosas de las montañas altas y resisten temperaturas muy bajas. 

Viven en familias constituidas por una pareja y sus crías, en madrigueras que ellas mismas construyen con gran destreza. Miden unos 55 cms de largo y 18 de alto y tienen un peso estimado de 8 kilogramos (kgs).

Cuando salen en busca de alimento, siempre hay marmotas centinelas que suelen avisar con un fuerte silbido la presencia de algún peligro para su especie, lo que las obliga saltar rápidamente a ocultarse dentro de sus madrigueras, interconectadas en túneles subterráneos muy bien construidos.

Sus depredadores más frecuentes son los zorros y las aves de rapiña. En invierno, logran disminuir su temperatura corporal en hasta 5ºC para hibernar y ahorrar energía.

El íbice

El íbiceLa cabra montesa o íbice también es muy popular en las montañas elevadas de los Alpes suizos.

Hoy día existe una población que ronda las 15.000 cabras, las cuales han ido pereciendo gracias a la caza indiscriminada que busca apoderarse de sus preciados cuernos, supuestamente de grandes propiedades medicinales.

Viven entre los cantones del Valais y Berna, tras la exitosa reintroducción de la especie al Parque Nacional Suizo en los llamados Grisones, a principios del pasado siglo XX, lo cual salvó a esta especie de la extinción definitiva.

Puede lograr una altura estimada en un metro y pesar hasta 100 kgs, con cuernos encorvardos y costiformes, que en edad adulta pesan hasta 10 kgs y miden un metro de altura.

Otra de sus características especiales resaltantes son las duras pezuñas de las patas del íbice, que les permite aferrarse al terreno montañoso sin perder el equilibrio y logra saltar varios metros sin mayor esfuerzo.

Del mismo modo, son capaces de destruir en segundos la corteza de los árboles para frotar sus cuernos frenéticamente, causando un daño irreparable a la vegetación del lugar.

Salamandra alpina

Fauna de clima de alta montaña - Salamandra alpinaUn anfibio impresionante de las altas montañas alpinas es la salamandra, no solo porque se reproduce por cría viva, no pone huevos y puede tener a sus crías bajo resguardo durante 3 años, a fin de protegerles hasta que estén listas para asumir el reto de vivir en un ambiente hostil.

Viven zonas húmedas y puede mantenerse en altitudes de hasta 3.000 metros sobre el nivel del mar. Puede tener una longitud máxima de hasta 16 centímetros y es negra, por lo que puede camuflarse fácilmente.

Come escarabajos, insectos como las arañas y gusta mucho también de engullir al ciempiés. Otros animales heroicos en estos parajes recónditos de la Tierra, son los siguientes: la lagartija de turbera, ranas bermejas, víbora áspid, el buitre leonardo, entre muchos otros con gran resistencia a las bajas temperaturas.

¿Sabías qué...?
También es asiduo de este paraje el rebeco o sarrio, un caprino saltarín capaz de cambiar su pelaje durante el invierno para descender a zonas donde pueda escarbar en la nieve y cazar ranas pequeñas y comer de la escasa vegetación reinante.

Otro animalito que se oculta bajo la nieve es el topillo nival, un roedor pequeño. Y los armiños, que cambia su pelambre marrón a un manto blanco invernal para protegerse de sus enemigos.

Las aves emblemáticas de estos parajes, son la perdiz nival o lagópodo alpino, de grandes plumas que se tornan blancas en invierno y marrón pardo en el verano. También se cuenta el gorrión alpino, también de plumas blancas y gran capacidad para soportar heladas invernales.

Otras aves alpinas son: acentor alpino, la chova piquigualda, el roquero rojo, la collalba gris y el bisbita ribereño alpino. En la zona de la extensa Cordillera andina, que parte desde Venezuela, al norte de la América del Sur hasta llegar a Chile, el cóndor de la zona andina es muy emblemático.

¿Ha sido útil esta publicación?

Deja un comentario