Tiburón Prehistórico: [Hábitat, Alimentación, Reproducción y Enemigos Naturales]

Inicio » Tiburones » Tiburones prehistóricos

¿Dónde vivían los tiburones prehistóricos?

Dónde vivían los tiburones prehistóricosEl tiburón tiene una data de 415 millones de años, cuando ni siquiera existían los dinosaurios, que fue el momento en que surgieron los peces cartilaginosos condrictios dotados de poderosas mandíbulas.

El registro fósil existente de estos animales marinos proviene de las vértebras, espinas y dientes, que fueron las partes calcificadas encontradas por los científicos.

Es a partir de esos restos como los científicos han determinado que estos tiburones desaparecieron en su mayor parte hace 250 millones de años. 

Los sobrevivientes se expandieron durante los períodos Jurásico y Cretácico, entre 250 y 65 millones de años atrás, períodos en los cuales surgieron los grupos modernos.

Hace 200 millones de años, durante el Triásico, aparecieron las rayas, las mantas marinas y los peces sierra y guitarra. Más cercano, hace 25 millones de años, existió el tiburón más grande y devorador de todos los tiempos, el megalodón, un gigante marino como no ha habido nunca más en los mares del mundo.

El megalodón habitaba en todos los grandes mares, pero se le identifica específicamente en América, Australia, Asia y las islas Canarias, donde han sido hallados restos de esta especie.

Era un tiburón que nadaba en aguas costeras cálidas y tropicales, y habitaba zonas arenosas, pantanosas y de alta mar, pero evitaba las zonas poco profundas debido a su gran tamaño. El término megalodón quiere decir “diente grande”, en alusión a sus poderosas mandíbulas cargadas con cinco hileras de dientes.

¿De qué se alimentaban los tiburones prehistóricos?

De qué se alimentaban los tiburones prehistóricosEs difícil establecer la alimentación de los primeros tiburones, porque de ellos solo existen pocas partes de sus cuerpos que han sido halladas, así que nos referiremos, más que todo, al megalodón, del cual existen más datos.

Al megalodón se le califica de súper depredador debido a su tamaño gigantesco, lo que le permitía tener un menú variado a su disposición, cual rey de los mares, como ballenas, tortugas, delfines, otros tiburones, etc.

Como su temperatura era de 35ºC o 40ªC, tenía un metabolismo muy activo que requería de grandes cantidades de comida, por lo que debía estar cazando continuamente para saciar su voraz apetito.

La temperatura la establecen los científicos mediante el análisis geoquímico de los isótopos de carbono y oxígeno presentes en los dientes fosilizados de la bestia hallados en diferentes ocasiones.

Los magalodones eran rápidos y constantemente estaban cazando con su particular manera de camuflarse gracias a sus colores blanco y gris que lo emparentaba perfectamente con el fondo del mar. 

Como el gran tiburón blanco, su descendiente, el megalodón atacaba desde abajo en forma de torpedo, y de un solo bocado destrozaba a su presa, la cual engullía con facilidad con su boca de dos metros de ancho.

La boca estaba provista de 280 dientes aserrados, de más de 13 centímetros; su mordida era de 18 toneladas, de manera que es fácil colegir que ninguna presa podía escapar de sus fauces.

¿Cómo se reproducían los tiburones prehistóricos?

Cómo se reproducían los tiburones prehistóricosLa reproducción de los tiburones es ovípara y ovovivípara. Los ovíparos son aquellos que al dar a luz ponen los huevos grandes y bien protegidos.

Los ovovivíparos dan a luz crías vivas que se han nutrido de la placenta como hacen los mamíferos.

Esta forma de reproducción es muy segura. Contrario a los peces óseos, los huevos de los tiburones se fecundan internamente y se invierte más energía en producir menos crías, pero más protegidas.

La reproducción del megalodón, que es de la clasificación superior Carcharocles, es desconocida por el tiempo transcurrido desde su desaparición, hace millones de años.

Pero hay tiburones vivientes cuya reproducción también se desconoce. Por ejemplo, en el caso del tiburón ballena, la forma de reproducción fue descubierta por casualidad en los años noventa del siglo pasado, cuando, en Taiwán, varios científicos rescataron a una hembra que había sido arponeada.

En su interior, en dos úteros gemelos, fueron hallados 300 embriones que medían entre 40 y 63 centímetros de largo, de los cuales quince estaban vivos. En las especies Carcharhinus que se han examinado los úteros son funcionales. No existe un reparto equitativo de embriones ni segregación de sexos.

¿Cuánto podían medir y pesar los tiburones prehistóricos?

Cuánto podían medir y pesar los tiburones prehistóricosDe acuerdo a las vértebras fosilizadas y a los dientes de los magalodones encontrados, los científicos lograron determinar que su tamaño era de 17 metros.

Pero podía llegar a los 20 metros de largo, es decir, cuatro veces más grandes que el gran tiburón blanco. Su altura era de 4 metros, y su peso variaba entre 25 y 50 toneladas.

Se estima que vivían entre 50 y 100 años, creencia que se establecía porque, como sucede con los troncos de los árboles, las vértebras de los tiburones cuentan con bandas que ilustran a los investigadores acerca de sus años de vida.

¿Eran peligrosos para el ser humano?

Debido a que se trata de un animal prehistórico, no hay muchas referencias en torno a su peligrosidad para el ser humano, pero es fácil deducir que sí lo era, por su gran tamaño.

¿Qué enemigos naturales tenían los tiburones prehistóricos?

Qué enemigos naturales tenían los tiburones prehistóricosEs fácil suponer que los magalodones no tenían adversarios en los mares del mundo, y en consecuencia no tenían enemigos naturales, más allá de las orcas, que en ese tiempo eran más pequeñas y crecieron después.

Pero, más que todo, se cree que las orcas eran competidoras en la búsqueda de alimentos, y no representaban peligro para el megalodón, el animal más formidable que haya existido en el mar.

¿Por qué se extinguieron?

Por qué se extinguieronSe cree que el megalodón se extinguió, entre otras razones, debido al enfriamiento oceánico asociado con el inicio de las edades del hielo. 

Esto trajo como consecuencia la disminución de los niveles del mar y la pérdida de las áreas de cría adecuadas. Esto trajo como consecuencia la disminución de los niveles del mar y la pérdida de las áreas de cría adecuadas.

Otra causa pudo haber sido la reducción de la diversidad de las ballenas barbadas y un cambio en su distribución hacia las regiones polares, lo que redujo la provisión de alimentos del gigante marino.

Esa escasez de alimentos, junto con la aparición de otras especies depredadoras, como las orcas, que eran competidores en la búsqueda de comida, llevaron a la extinción de este formidable tiburón prehistórico.

¿Ha sido útil esta publicación?

Deja un comentario