Semillas: [Concepto, Funciones, Germinación, Estructura y Producción]

Inicio » Semilla

SemillasLas semillas son la fuente natural que utilizan la mayoría de las plantas para lograr crear nuevos ejemplares.

Estas contienen un embrión con la información genética indispensable para desarrollar esa nueva planta, siempre y cuando se trabaje en las condiciones correctas.

La mayoría de las plantas con fruto tienen semillas en el interior de ellos. Por ejemplo, en las uvas, la manzana, el durazno, entre otros. Las semillas son estructuras complejas que vale la pena estudiar para saber cómo tratarlas y conseguir mejores resultados a la hora de plantarlas.

Y de ese tema es justo que nos dedicaremos a hablar hoy.

¿Qué es una semilla?

Qué es una semillaLa semilla es una estructura, generalmente dura, que se produce a propósito de la maduración de un óvulo en una determinada planta.

Pueden ser de tamaños variables, aunque la mayoría de ellas son bastante reducidas. Cuando las semillas encuentran un espacio apropiado para desarrollarse, lo hacen, dando como resultado un nuevo ejemplar de planta.

Las semillas de algunas especies sirven para el consumo humano directo o para el consumo animal. Por ejemplo, las nueces. En otros casos, las semillas se procesan para obtener nuevos productos, como sucede con la semilla de mostaza.

Todas las semillas están recubiertas por una capa protectora que permite separar su contenido interno del entorno donde se producenEsto, a su vez, ayuda a la protección frente agentes del entorno para mantener su información genética interna intacta.

¿Qué funciones tienen las semillas?

Las semillas de las plantas funcionan con un mecanismo de trabajo muy “inteligente” que les permite asegurar la propagación de la especie. 

En este sentido, podemos definir sus principales funciones así:

  1. Trasladarse desde la planta madre hacia una zona que sea apropiada para obtener las condiciones adecuadas de germinación.
  2. Proteger al embrión de los daños que puede sufrir en el entorno y, por ende, a su información genética.
  3. Asegurar que el embrión reciba los nutrientes necesarios para desarrollarse apropiadamente.
  4. Participar en la renovación de su especie, asegurando así su permanencia sobre el planeta.
  5. Organizar las fases de crecimiento de la planta, retardando el proceso cuando valora que las condiciones no son apropiadas.

¿Cómo germinan las semillas?

Cómo germinan las semillasLa germinación de las semillas ocurre cuando el embrión que está contenido dentro de estas crece y rompe con el envoltorio que lo recubre.

Para conseguir este estado, las semillas necesitan trabajarse en condiciones óptimas según la especie que se trate. Dentro de estas condiciones se cuentan:

  1. El nivel de humedad del sustrato, el cual debe estar suficientemente húmedo.
  2. La cantidad de oxígeno disponible en el ambiente para que la semilla realice el proceso de respiración anaeróbica. Por esta razón es que se orienta no enterrar las semillas sino recubrirlas con una ligera capa de sustrato.
  3. La temperatura acorde a los procesos metabólicos.
  4. La luz necesaria. Algunas semillas necesitan oscuridad mientras otras, luz casi permanente.

¿Qué estructura tienen las semillas?

Las semillas pueden estar estructuradas de distintas formas en función al tipo de que se trate. Sin embargo, es posible asociar cada parte en una condición similar según los siguientes criterios:

Endospermo

Qué estructura tienen las semillas - EpispermoEs una parte que tiene la función de almacenar y proveer de alimento a la semillaPara cumplir con este objetivo suele aprovechar algunas proteínas, aceites o almidón (siendo este último el más común).

Embrión

Qué estructura tienen las semillas - EmbriónEs el centro de información genética de la especie, a partir del cual se desarrolla la nueva planta.

Su estructura física es bastante pequeña y en su interior contiene otras partes como la radícula, la plúmula y el hipocotilo.

El embrión permanece en reposo hasta el momento en que la semilla se encuentra en un estado aprobado para desarrollarse.

Cotiledón

Se trata de la parte que dará las nuevas hojas al momento de que la semilla germine. Las plantas son posibles de clasificar en función a este aspecto, ya sea que se trate de un solo cotiledón (monocotiledóneas) o de dos cotiledones (dicotiledóneas).

Epispermo

Es la parte más externa de la semilla, la que se encuentra en contacto directo con el exterior y que se encarga de brindarle protección frente a los efectos medioambientales.

Cubierta

Se trata de la envoltura de la semilla a la que solemos llamar cáscara. Su función principal es permitir que la semilla obtenga el agua necesaria para hidratarse desde el exterior.

¿Cómo es la producción de semillas?

Cómo es la producción de semillasLa producción de semillas es un tema que se puede valorar en función a dos vías: la producción natural y la industrial.

En el primer caso establecemos el carácter original que tienen las plantas para producir semillas de acuerdo a sus condiciones de desarrollo.

Esta producción ha sido la base para permitir que muchas especies se encuentren disponibles en la tierra aún hoy en día. Por otro lado, está la producción industrial que ha buscado incorporar nuevos mecanismos de trabajo a fin de obtener mejores ejemplares.

Esta producción es la que ha permitido mejorar la adaptabilidad de las especies a distintas condiciones climáticas y geográficas, de manera que la agricultura sea más eficiente. Además, el estudio profundo de las estructuras también ha facilitado la creación de más tipos de especies a partir de sus semillas base.

Un ejemplo de esto son los híbridos que se han hecho para generar algunos tipos de flores. Un último dato es que estas semillas de producción industrial suelen ser mucho más sanas y su nivel de germinación es más alto que las naturales.

¿Cuáles son las etapas de producción de las semillas?

El trabajo con las semillas se ejecuta a través de distintas etapas:

  1. La siembra para promover la germinación y el crecimiento de una nueva planta.
  2. La cosecha de las semillas que se generarán a partir de esa nueva planta.
  3. La selección de las semillas que estén en mejores condiciones para iniciar un nuevo proceso de siembra.
  4. La limpieza de las semillas seleccionadas.
  5. El secado de las mismas para eliminar los restos de humedad que provienen del fruto donde estaban incorporadas.
  6. El almacenamiento en las condiciones apropiadas para no alterar su estructura.
  7. La distribución hacia las zonas donde se tiene planificada la nueva siembra.

El trabajo con semillas no es tan complejo como podría pensarse pero sí requiere de cierta planificación para lograr el éxito.

¿Ha sido útil esta publicación?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.