Reciclar Bombillas: [Puntos Importantes + Ventajas] – Guía Completa

 

¿Qué significa reciclar bombillas?

No hay generación de electricidad sin ayuda de las bombillas, esos objetos que han evolucionado a lo largo de la historia para prolongar una vida útil que ilumine todos los hogares del mundo cuando llega la oscuridad de la noche.

Con apoyo en tecnologías cada vez más avanzadas, los especialistas de este sector vital para la vida de los seres humanos, se las han ingeniado para crear bombillas ahorradoras de energía, por lo que se clasifican de acuerdo al rendimiento energético, horas de vida útil o tipo de luz que proporcionan.

Bombillas incandescentes

reciclar bombillasLas primeras bombillas que aparecieron fueron las incandescentes, de muy corta vida y gran consumo eléctrico. En la Unión Europea fueron desterradas en 2012. Son muy obsoletas en realidad y poco recomendables.

Bombillas halógenas

Le siguen las halógenas, que producen mucho calor y una luz potente pero aun no terminan de mejorar su vida útil.

Bombillas LED

Después siguió la invención de bombillas denominadas de bajo consumo, con una vida útil muchísimo más larga que las anteriores y de gran eficiencia lumínica.

reciclar bombillas ledPero las llamadas bombillas LED al parecer llegaron para quedarse y destronar a todas sus antecesoras, porque no utilizan contaminantes como el mercurio y tungsteno, siendo además las más eficientes del mercado por su gran rendimiento, elevada vida útil y ahorro energético.

Y lo mejor que tienen:  pueden reciclarse todos sus componentes. 

¿Por qué es importante reciclar bombillas?

Desde el punto de vista ambiental, es imprescindible, como ya ha quedado dicho, reciclar las bombillas cuyos componentes pueden reutilizarse.

Con ello, reducimos adicionalmente el gasto en recursos, pero sobre todo, evitamos generar residuos altamente contaminantes de gran peligro para la salud de todos los seres vivos del planeta.

cómo reciclar bombillasEl significado de reciclar estos dispositivos de curvas pronunciadas, en forma de globo o figuras parecidas a un resorte, implica un elevado compromiso con el medioambiente, con la vida del planeta porque de ser liberadas en forma inadecuada, se pueden liberar sustancias tóxicas de graves consecuencia para los suelos, el agua y la salud de personas y el resto de seres vivos.

Por lo tanto, reciclarles es una obligación conveniente, un acto de vida. Romperlas, tirarlas en cualquier lugar es un auténtico suicidio, un crimen ecológico francamente imperdonable.

Sitios de recolección de bombillas

Esta información conlleva a preguntarnos entonces cómo podemos hacer para evitar ese grave proceso de contaminación ambiental.

Lo primero es saber que  existen puntos de recogida de bombillas reciclables,  donde son capaces de  manejarles con la debida prudencia para impedir que esas pequeñas cantidades  de mercurio que anidan en su interior puedan escapar a la atmósfera.

puntos importantes a la hora de reciclar bombillasEsos sitios se les llaman Puntos limpios, donde recolectan las bombillas LED, de bajo consumo, las fluorescentes y las de descarga, que tienen componentes totalmente reciclables que pueden ser sometidos a distintos procesos para fabricar nuevos objetos.

Hay que tratarles con cuidado cuando se van a donar o desechar en estos lugares estratégicos.

Igualmente, existen en Europa organizaciones  dedicadas a velar por el cumplimiento de estos procesos de reciclaje,  recolectando las piezas inservibles para nosotros, pero que pueden ayudar a financiar programas de educación ambiental.

En España, Ambilamp es una de esas instituciones benéficas sin fines de lucro que actúan eficazmente en  la recolección de bombillas reciclables. Es fácil. 

Del mismo modo, esta iniciativa tiene aliados en distribuidores de productos eléctricos, algunas ferreterías y automercados, donde  hay sitios de recolección de bombillas. 

Ambilamp ha logrado el establecimiento de una red con 35 mil puntos de recolección en toda España.  Así que no tienes excusa.  Lugares de recolección hay por miles.

Sabías qué...
Otra cosa importante: jamás pueden ubicarse en el mismo contenedor color verde destinado a la recolección de vidrio, ubicado en tu calle, o en tu barrio.

Tampoco las de tipo incandescentes o de filamentos y las halógenas convencionales, no pueden reciclarse. Se desguazan o separan componentes.

Todas deben ir a un punto limpio. Ubícalo y actúa responsablemente.

¿Cómo reciclamos bombillas?

cómo reciclamos bombillasEl proceso de reciclaje en sí implica  la separación de todos los componentes que integran la bombilla,  para producir electricidad en este envasado tan singular.

Estos productos se componen de materiales recuperables y reciclables distribuidos de la siguiente manera:  94% cristal o vidrio; 5% metales y plásticos; y 1% polvo de fósforo. 

Pasos a seguir:

  1. Lo primero que se separa es el temido mercurio y el polvo fluorescente, gracias a un delicado proceso de destilación. Ulteriormente, son almacenados de forma segura.
  2. Por su parte, las partes de plástico se separan y se entregan en plantas destinadas a plantas recicladoras de este material igualmente valioso. El vidrio, por su parte, se reutiliza en la industria cementera, industrias del ramo y de producción de cerámicas.
  3. Las piezas de metal se funden para ser reutilizadas en otros nuevos productos.

Como se aprecia, prácticamente nada se pierde de este mágico artefacto que puede  traer nuevos beneficios si se recicla. 

La descripción más detallada del proceso de reciclaje de bombillas dependerá del tipo de estas. Cuando llegan a la planta,  se clasifican y someten a los siguientes procesos: 

Fluorescentes

  1. Las bombillas fluorescentes se mueven sobre una cinta transportadora.
  2. Con mucho cuidado, las puntas del tubo se cortan y se extraen los cabezales.
  3. Después se aplica al tubo un aspirado que recogerá los polvos fluorescentes antes de llevarlos a un proceso de destilación.
  4. El vidrio será triturado, sigue su proceso de limpieza y las piezas de metal corren similar suerte, porque se pulverizan y se extrae o rescata el aluminio presente.
  5. El componente plástico también se muele, antes de que cada pieza vaya a su destino final en centros de reciclaje especializados.

Bombillas LEDs, de bajo consumo y de descarga

Aquí el proceso de desarmado es un poco más complejo.

  1. Primero se somete la pieza a una rotura del vidrio por presión, colocándole en una pinza que sujete el llamado casquillo de la bombilla.
  2. Acto seguido debe llevarse a un aparato destilador, a fin de recuperar el mercurio añadido en su fabricación. Esto ocurre cuando las pinzas se abren y se libera el casquillo metálico, instante donde el mercurio liquido se libera evaporándose a consecuencia de las altas temperaturas de destilación.
  3. Después, deberá enfriarse para que pase al estado líquido de nuevo.
  4. Tanto el mercurio como el vidrio servirán de nueva materia prima. El primero se usa en plantas desalinizadoras y con los cristales o vidrios se hacen frascos, se integran a piezas de cerámica o mezclas asfálticas. Nada se pierde, porque hasta las piezas de metal y plástico también se recuperan y se transforman en nuevos productos.

Pero qué podemos hacer con las bombillas que  no se pueden reciclar de igual forma que las antes descritas. 

¿Recuerdas cuáles son?

Bombillas incandescentes y halógenas de alto consumo

el reciclaje de bombillasDebido a que su composición es obsoleta, no pueden ir a los mismos puntos de reciclaje de sus hermanas modernas.

 Todas deben ser trituradas y sus componentes se separan  o desguazan con ayuda de diversos procesos de diferencia gravitatoria y por sistemas electrostáticos, obteniéndose materiales ferrosos, no ferrosos, vidrio, tungsteno o molibdeno.

No se someten a destilación porque las concentraciones de mercurio son mínimas (20mg/kg) y  los componentes ya descritos se aprovechan de la misma forma  en empresas de recolección y reciclaje de vidrio y aluminio.

Pero este modelo antiguo de bombilla fue retirado del mercado europeo, tras un proceso progresivo que tuvo su fin el año 2016, por instrucciones de la Comisión Europea, que resolvió fomentar la comercialización y reciclaje de bombillas tipo LED, lámparas fluorescentes compactas LEC y lámparas halógenas de clase energética B.

¿Cuáles son las ventajas de reciclar bombillas?

Ahorro en materias primas

contaminación química materialUna de las mayores ventajas de estos dispositivos lumínicos indispensables en el día a día de los seres humanos, es que a pesar de que son altamente contaminantes por las sustancias tóxicas implicadas en su composición (mercurio o tungsteno).

 Las bombillas al mismo tiempo son susceptibles de ser recicladas y prácticamente todos sus componentes pueden ser aprovechados,  significando esto un ahorro en la producción de nuevas piezas, porque se recicla y ahorra igualmente la materia prima empleada en diversas industrias.

Esta es sencillamente fabuloso para la economía verde o sostenible, que cada día crece más.

Mejoras en economía familiar

metabolismo basal o energía basalOtra ventaja comparativa trae beneficio directo a la economía familiar, porque  el consumo eléctrico se reduce ostensiblemente cuando se utilizan bombillas de tecnología LED  de bajo consumo, de mayor durabilidad y más ciclos de encendido y apagado, sumando otro valor agregado espectacular: se eliminan menos bombillas al año que impactarían el ambiente si terminan por error en un vertedero.

Reducción en uso de combustibles fósiles

Pero están asociados otros beneficios colectivos enormes, gracias a este ahorro energético ultra mejorado, porque el planeta también descansa un poco de la quema de combustibles fósiles como el petróleo, carbón o gas usados para producir electricidad, recursos que se están agotando ante los excesos de la vida industrial planetaria y que son causantes directos del calentamiento global por la emisión de gases tóxicos.

Empleos en sector de reciclaje

Reciclar puntos importantesLa generación de empleos también es innegable para apuntalar aún más al sector de  la industria del reciclaje en Europa y el mundo entero,  donde cada vez más se eleva el nivel de consciencia acerca del poder utilitario de la basura cuando se le saca provecho para beneficio del planeta.

 

Última actualización el

Deja un comentario