Plantas Aromáticas: [Características, Variedades, Cultivo y Ventajas]

Inicio » Plantas aromáticas

¿Qué son las plantas aromáticas?

Qué son las plantas aromáticasLas plantas aromáticas son aquellas que desprenden un olor intenso y agradable en sus hojas y flores.

Se trata de ingredientes muy usados en la cocina mediterránea, porque dan un toque especial al arte culinario al realzar y refinar el sabor y el aroma de las comidas.

También sirven para la elaboración de perfumes, cosméticos, licores, dulces y medicamentos. Las plantas aromáticas se dividen en frescas y secas.

Las frescas son de platos que no requieren mucha cocción, como ensaladas y salsas rápidas. Las secas necesitan tiempo mínimo en el calor porque de esa manera liberan todo el sabor y el aroma de su interior. Son las que agregamos al empezar a cocinar para que vayan desprendiendo la sustancia.

¿Qué características tienen las plantas aromáticas?

Qué características tienen las plantas aromáticasLas plantas aromáticas tienen propiedades medicinales antioxidantes, antifúngicas y antimicrobianas asociadas a los fenoles y ácidos fenólicos de sus aceites esenciales.

Son imprescindibles en la cocina del mundo, especialmente la mediterránea, por el sabor y aroma que le impregnan un gusto exquisito al arte culinario en sus diferentes manifestaciones, al que además le agregan vitaminas y minerales.

Una de sus características resaltantes es el perfume que de ellas emana, por lo que son ideales para la decoración y el ornato de viviendas, oficinas, parques y jardines.

¿Cuáles son las plantas aromáticas más famosas?

Las plantas aromáticas son muchas y diversas, pero hay especies muy usadas en la mesa mediterránea, como las siguientes:

  1. Lavanda. Es una planta aromática que abarca 60 especies diferentes, muy usada en la elaboración de cosméticos y perfumes. El perfume proviene de sus flores. Es una planta de fácil cultivo, rústica en cierto sentido, que necesita sol por lo menos durante seis horas al día. Es de las pocas que se puede cultivar en maceta, pero en el jardín no solo adornará con su belleza, sino que refrescará el ambiente con su fascinante aroma.
  2. Laurel. Esta planta de fama mundial, en especial para las comidas de cocción lenta, como lentejas, arroces, estofados o guisos, e igualmente sirve para pescados, mariscos, escabeche y aromatizar especies y vinagres. Se usa desde la antigüedad. No olvidemos que los griegos y romanos usaban la hoja de laurel como símbolo de victoria. Una corona de laureles les era entregada a los guerreros, poetas y deportistas sobresalientes.
  3. Perejil. Ideal para casi todo tipo de plato, pues no le huye a ninguno, por lo que es una de las más usadas en la gastronomía, especialmente en los países latinoamericanos; si no, pregunten en Venezuela (donde se usa en la guasacaca para las carnes), México (guacamole), Argentina (chimichurri). Es una planta que puede ser decorativa en el plato, y, preparada en infusión, ayuda a la digestión.
  4. Romero. Esta es una de las plantas favoritas de la cocina mediterránea donde realza con creces el sabor de asados, guisos y salsas, sin contar que con ella podemos preparar aceites e infusiones y que se trata de una planta medicinal usada para impedir la caída del cabello.
  5. Tomillo. Es una hierba provenzal cuyas hojas son muy apetecibles en los platos de carnes, aves, guisos y verduras, pues no deja mal a nadie con su sabor agridulce en los adobos y estofados. Existen más de 300 especies de esta hierba que florece en primavera. Como no tolera las heladas puede muy bien ser plantada en el interior de la casa con cierto acceso al sol.
  6. Orégano. Otra de las plantas imprescindibles, porque combina con todo tipo de plato; se usa como aromatizante en pizzas, pescados, carnes, arroces y verduras, siendo muy requerida entre los italianos que la usan en focaccias,  lasañas y pasta con queso mozarela.
  7. Menta. De sabor dulce un tanto picante, esta planta es necesaria para helados, licores y dulces, y aromatizar salsas, sopas, carnes y verduras.
  8. Salvia. Es una planta magnífica, quizás la más popular, gracias a sus propiedades medicinales, con un aroma agradable de sus hojas color verde grisáceo. Se usa en la cocina, pero como su floración es hermosa también sirve como planta ornamental.

Cuáles son las plantas aromáticas más famosas

¿Qué debemos tener a la hora de cultivar plantas aromáticas?

Qué debemos tener a la hora de cultivar plantas aromáticasLo primero que debemos tener en cuenta es que las plantas aromáticas son fácile de cultivar, es decir, no requieren cuidados especiales sino los elementales.

Claro que debemos cuidar las condiciones adecuadas en relación con la luz y la aireación, pues no todas necesitan la misma luz y en nuestras casas de pronto no contamos con los espacios adecuados, como terrazas, jardines o balcones.

Algunas de estas plantas no se casan con materos o envases de cualquier tipo sino, más bien, añoran el aire libre, como campos abiertos o azoteas de edificios, tal cual sucede en algunas regiones españolas.

Por eso, son plantas ideales para ser cultivadas por las personas que viven en los campos, cuidando siempre el efecto de la luz sobre ellas, pues la luz intensa tiende a quemarles las hojas y marchitarlas.

¿Qué ventajas tiene cultivar plantas aromáticas en nuestro jardín o huerto?

Qué ventajas tiene cultivar plantas aromáticas en nuestro jardín o huertoToda planta aromática representa una ventaja, ya dentro de la casa o en el jardín, pues poseen las cualidades de representar la paz, la  frescura, el buen olor y la exquisitez que le agregan a nuestros platos.

Además de las propiedades medicinales que muchas de ellas tienen. El olor que de ellas se desprende es una de sus principales cualidades.

Basta con sentarnos a disfrutar un café o un té mientras nos encontramos con la paz natural que nos proporcionan aromas como los que se desprenden de la menta, el tomillo o la lavanda, por solo citar tres ejemplos.

Tener la belleza natural a nuestro alcance es una sensación única, gracias a la visual que nos entregan especies como la manzanilla, la lavanda, la salvia, el laurel, etc., con sus hojas y flores.

Algunas de estas plantas contribuyen a mantener el medioambiente porque atraen a los insectos encargados de la polinización y sirven como repelentes de  insectos que atacan otras plantas.

¿Se puede tener plantas aromáticas como plantas de interior?

Se puede tener plantas aromáticas como plantas de interiorComo hemos descrito, las plantas aromáticas, aunque prefieren el aire libre, tiene especies que pueden ser cultivadas en el interior de las viviendas. Algunas de ellas son:

Lavanda, porque el precioso color violeta de sus flores servirá como decoración distinguida del hogar, pues alegrará los rincones con su presencia, sirviendo como ornamento antiestrés y relajante, al igual que sucede con su aplicación en aceite, o la infusión aromática en forma de té.

El romero es otra de las plantas aromáticas ideales para el interior de la casa, donde fungirá como aromatizante y repelente de insectos.

El tomillo crece con facilidad en tierra o en maceta. Dentro de la casa la protegeremos de las heladas y la tendremos a mano para curar la tos, dolores estomacales, dolor de garganta e infecciones varias y, por supuesto, para cocinar.

La albahaca sirve en el interior de la casa como aromatizante y repelente de insectos, y en función medicinal, como antinflamatorio. Podemos plantarla en maceta o comprarla ya trasplantada. En cualquier caso es ideal tenerla dentro de la vivienda.

La menta, por sus cualidades aromatizantes, puede ser cultivada en interiores, pero luego debemos trasplantarla y colocarla en el jardín o el huerto. El perejil también es muy fácil de cultivar en maceta o incluso en un recipiente más pequeño.

Tan solo hay que regarla tres veces por semana y tenerla en un lugar donde disfrute de sol y sombra. Demás está decir que las plantas aromáticas de interior pueden ser cultivadas también en el exterior, pues en general todas se nutren del sol, bien sea directa o indirectamente.

¿Ha sido útil esta publicación?

Deja un comentario