Ecología: ¿Qué es? ¿Es una ciencia? Tipos, Objetivos e Historia🌱🍃

¿Qué es la ecología?

Una definición sencilla pero muy completa, indica que la ecología es la ciencia que estudia a los seres vivos, el ambiente donde viven, la distribución y abundancia y cómo esas propiedades se ven afectadas por la interacción constante de los organismos con su ambiente, que incluye propiedades físicas descritas como la sumatoria de factores abióticos locales como clima y geología, junto a los demás organismos que comparten ese hábitat, conocidos como factores bióticos.

qué es la ecologíaLa esencia de la ecología, en su visión más integradora, radica justamente en  escrutar la tremenda variedad de procesos abióticos y bióticos,  así como sus interrelaciones en el movimiento de energía y nutrientes, que actúan como reguladores de la estructura y dinámicas implícitas de todas las poblaciones de seres vivos, integradas en un ecosistema.

Para cumplir este proceso de observación científica, los ecólogos hablan de conceptos tales como:

  • Autoecología, que consiste en el estudio de las relaciones de las especies con el medioambiente.
  • Sinecología, donde se estudian las interrelaciones entre las especies y comunidades o medioambientes individuales.

¿Por qué la ecología se puede considerar una ciencia? Tipos

A la ecología hoy día se la considera una ciencia, porque esta disciplina echa mano de herramientas como la estadística y modelos matemáticos, para estudiar los niveles superiores a ramas de la biología que intentan explicar procesos bioquímicos, celulares, histológicos y fisiológicos.

La búsqueda constante de respuestas destinadas a lograr un equilibrio, un mantenimiento de la biodiversidad, han proporcionado una base científica que expresa los objetivos del ecologismo y  también la metodología a seguir,  e inclusive un lenguaje o terminología que expresa y determina los variados problemas ambientales.

Economía Ecológica

Por ejemplo:
Por ejemplo, existe la economía ecológica, basada en herramientas empleadas en esta disciplina como la teoría de juegos y las tablas de vida.

O también la ecología microbiana, responsable de escrutar a los microorganismos  en su hábitat natural, protagonistas de primer orden en la dinámica de los ecosistemas terrestres, acuáticos y aéreos, porque están en todas partes, en las selvas y hasta  en las tierras cultivables, que serán productivas dependiendo de la diversidad microbiana del suelo.

Biogregrafia

EcologíaOtro gran apoyo tiene su base en  la alianza entre ecología y geografía.  La biogeografía es la ciencia que analiza cómo se distribuyen los seres vivos sobre la faz de la Tierra y los procesos que han dado origen, teniendo apoyo en la climatología.

Ecología matemática

Igualmente, la denominada  ecología matemática aplica teoremas y cálculos matemáticos  diversos para explicar la relación de los seres vivos con su medioambiente. Se la considera en realidad una rama de la biología.

Ecología urbana

También existe la ecología urbana, tan de moda actualmente, que indaga sobre las interacciones de una comunidad urbana con su entorno o ambiente.

Y la llamada ecología de recreación, que estudia las relaciones del ser humano con la naturaleza, pero en un ambiente recreativo, de relax.

Limnología

Hay otras ramas también muy interesantes como la limnología, centrada en  el estudio de la vida acuática en ecosistemas continentales  como ríos, lagos o lagunas.

Dendroecología

ecología y pescaExiste inclusive una rama de la ecología destinada a estudiar exclusivamente a los árboles, llamada dendroecología.

O la ecología regional,  destinada a indagar acerca del funcionamiento de los procesos ecosistémicos  como flujo de energía, ciclo de la materia o producción de gases de efecto invernadero a escala regional.

Agronomía

La agronomía y la pesca en general,  aquellas disciplinas dedicadas a la explotación o conservación de los recursos naturales,  incluidos especialmente los seres vivos, son interpretadas como ecología aplicada.

¿Cuál es el objetivo de la ecología?

Esta disciplina pretende encontrar respuestas a interrogantes tan importantes como:

  • Los procesos de la vida y sus interacciones y adaptaciones.
  • El desarrollo sucesional de los ecosistemas.
  • El movimiento de materiales y energía a través de comunidades vivas.
  • La abundancia y distribución de los organismos y la biodiversidad en el contexto del medioambiente.

Pero en verdad la ecología ostenta muchas aplicaciones prácticas en la denominada biología de la conservación y el manejo de los recursos naturales,  a través de disciplinas tales como la agroecología, agricultura, silvicultura, agroforestería, piscicultura, manejo de humedales, salud comunitaria, planificación o ecología urbana, economía e inclusive hasta la llamada interacción social humana o ecología humana.

¿Qué estudia la ecología?

La ecología moderna habla de varias dimensiones de estudio, según se  desprende de tendencias representadas por algunos ecólogos  modernos como Harper, Begon y Townsend.

Veamos  cuales son esos niveles de estudio: 

Organismo

Organismo ecologíaAbarca  las interacciones de un ser vivo con las condiciones abióticas  directas que le rodean.

Comunidad

Se refiere a  las interacciones de un ser vivo con otros de su misma especie. 

Ecosistema

Analiza las interacciones propias de las biocenosis, entendida como el conjunto de organismos de todas las especies que cohabitan o coexisten en un espacio definido conocido como biotopo, en condiciones ambientales que garanticen la supervivencia,  sumadas a todos los flujos de materia y energía que ocurren en ella, que la afectan.

partes de la ecologíaLa biocenosis se divide en fitocenosis, conocida como el conjunto de especies vegetales; zoocenosis, referida a los animales en su conjunto; y la microbiocenosis, que comprende a todos los microorganismos presentes en ese ecosistema.

Y el campo cultivado, se conoce como agrobiocenosis, que al estar en interacción constante con su entorno físico-químico, conforma un agroecosistema.

Biosfera

La biosfera y ecosfera son conocidas como  el conjunto de todos los seres vivos conocidos,  sin excepción, desde una hormiga hasta un elefante, seres humanos e insectos, plantas y microrganismos.

Todo confluye en la biosfera.

¿Qué relación hay entre ecología y ecosistema?

Según la definición originaria de ecosistema, aportada por Tansley (1935) un ecosistema está conformado por la biocenosis o comunidad biótica o biológica, junto al ambiente físico donde se desarrolla, denominado biotopo.

La ecología tiene su eje central de estudio en el principio básico de que cada organismo vivo establece una relación permanente con su entorno. De allí se desprende que la suma total de la interacción de los organismos vivos y su medio no viviente o biotopo, ocurre en una zona denominada ECOSISTEMA.

ecosistemas y ecologíaY como un ecosistema está integrado por diversas partes que interactúan junto con los organismos, las comunidades que los integran e inclusive hasta con los componentes no vivos de su entorno, la ecología se encarga justamente de estudiar esos procesos, para identificarlos, comprenderlos y determinar de dónde provienen, cómo evolucionan y hacia dónde van.

Por ello, cuando se estudian los ecosistemas, los análisis se concentran en  la circulación de la energía y la materia a través del sistema. 

¿Pero de dónde proviene la energía?

Prácticamente, todos los ecosistemas operan con la energía del sol capturada por los llamados productores primarios (plantas) a través del vital proceso de fotosíntesis, energía que consigue fluir a través de la cadena alimentaria hacia consumidores primarios.

Por ejemplo:
Animales herbívoros que mastican plantas y después hacia consumidores secundarios conocidos como carnívoros u omnívoros.

Esta energía se consume cuando se usa  para ejecutar un trabajo o se pierde como calor residual. 

¿Y la materia?

Esta es integrada a los seres vivos por los productores primarios, debido a que las plantas fotosintetizadoras fijan el carbono a partir del dióxido de carbono y el nitrógeno que toman de la atmósfera, o también de los nitratos presentes en los suelos para producir aminoácidos.

De esta forma, gran parte de los contenidos de carbono y nitrógeno de los ecosistemas, se crearán por instalaciones de este tipo, que más tarde consumirán carnívoros u omnívoros, para asimilarlos en su organismo.

los ecosistemas y la ecologíaEstos nutrientes después serán retornados o devueltos a los ecosistemas gracias al proceso de descomposición. A todo este ciclo se le llama ciclo biogeoquímico, que abarca los ciclos del carbono, del agua y nitrógeno.

Existen ecosistemas muy variados.

Desde el más simple,  compuesto por una roca y las plantas  que crecen a su alrededor, hasta uno de los ecosistemas más diversos y fascinantes del mundo, ubicado en  el corazón de la selva ancestral amazónica. 

Es más, todo la Tierra, todo lo contenido en el planeta, es considerado un gran ecosistema, el más grande y completo ecosistema.

Otro aspecto relevante es que los ecosistemas diversos que coexisten en el planeta no están aislados.

Por ejemplo:
El agua corre por doquier, circula entre otros ecosistemas a través de una corriente oceánica, un río, o un riachuelo. Por tanto, el agua puede inclusive definir un ecosistema.

Los ecosistemas se dividen en:

  • Ecosistemas terrestres: se incluyen bosques, sabanas, selvas, estepas.
  • Ecosistemas de agua dulce: lagos, ríos, estanques, manantiales.
  • Ecosistemas marinos: dependen del biotopo dominante, pero incluyen los paisajes marinos.

¿Por qué la ecología ayuda a solucionar problemas medioambientales?

Indudablemente, la ecología posee métodos rigurosos desde el punto de vista científico para la observación y análisis de todos los procesos que ocurren en los ecosistemas del planeta.

EcologiaEl objetivo es el de  ofrecer alternativas fiables que expliquen no sólo de dónde venimos, sino qué estamos haciendo,  cómo impactamos negativamente el medioambiente y sobre todo, cómo podemos interactuar de forma responsable con los ecosistemas que nos prodigan vida y alimentos,  para tratar de reducir una  creciente cadena de males nefastos que están reduciendo la vida del planeta y sus habitantes.

Cada vez que organizaciones defensoras del medioambiente, reportan la desaparición de una especie animal o vegetal que estaba bajo amenaza de extinción, o que nos enteramos por intermedio de las noticias de televisión, de los efectos destructivos del cambio climático sobre una población determinada del planeta.

Por ejemplo:
Inundaciones anormales o súbitas que destruyen todo a su paso, estamos frente a problemas medioambientales de variables no controladas por el ser humano, o más bien, de variables alteradas por la mano del  hombre, que muchas veces ocasionan desastres naturales con  muerte y desolación.

La lista de pasivos ambientales generados por efecto de la inconsciencia humana es larga e incluye fenómenos negativos que mencionaremos a continuación:

Efecto invernadero

El efecto invernadero es ocasionado por las emisiones tóxicas de gases en fábricas, refinerías de petróleo, gas natural, industrias y conglomerados petroquímicos. En general por el uso de energías contaminantes y no renovables

Reducción o adelgazamiento de la capa de ozono

Clorofluorocarbonados y fungicidas en los suelos,  ocasionan daños a la capa de ozono,  generando enfermedades en seres humanos mortales (cáncer de piel) y ocasionando desequilibrios ambientales de alto impacto.

Contaminación ambiental

ecología y contaminaciónLa creciente contaminación en ciudades, especialmente aquellas industrializadas, está ocasionando graves afecciones o enfermedades mortales o graves en seres humanos (alergias, afecciones respiratorias, cáncer) y hasta en animales, con sendos desequilibrios en los ecosistemas que desencadenan daños ambientales.

Pérdida de la biodiversidad

Millones de especies y variedades de plantas y animales corren el riesgo de desaparecer, o ya se han extinguido, a consecuencia de la agresión constante a los ecosistemas, por culpa de agentes tóxicos que dañan regiones de gran diversidad.

Degradación de suelos

Es un problema creciente, derivado del abuso sobre la explotación de los suelos por parte del ser humano, para obtener alimentos y beneficios económicos. Es una de las mayores preocupaciones actuales, la improductividad de los suelos, que pone en riesgo la seguridad alimentaria de las naciones y la salud del planeta.

Deforestación

Deforestacion ecologíaLa deforestación es otro mal que está acabando con los pulmones del planeta, conformados por bosques y montañas acabadas por prácticas nada aconsejables como la tala y la quema, la agricultura extensiva o intensiva, así como la industria maderera que sacrifica a nivel mundial millones de árboles  cada año.

Falta de agua

Las fuentes de agua potable se agotan en el planeta, al punto que Naciones Unidas vaticina que los conflictos armados del futuro y de tiempos no tan lejanos  por venir, no serán por energía o petróleo, sino por la falta de agua, recursos natural estratégico cada vez más escaso por culpa de la conducta destructiva del hombre.

Radiaciones

Las emisiones indeseadas de las centrales atómicas y nucleares diseminadas en el mundo, producen toneladas de desechos tóxicos al año que también ponen en riesgo la salud los ecosistemas terrestres.

Se contaminan suelos, tierra y aguas y se expone la vida de millones de personas cuando ocurren accidentes no deseados como el de Three Mile Island, en Pensilvania, Estados Unidos (1979),  Chernobyl, en la extinta Unión Soviética (1985) o el más reciente en Fukushima, Japón (2011)

Deshielo de los polos

deshielo ecologíaEl deshielo de los polos es otro fenómeno producido a consecuencia del cambio climático que amenaza la estabilidad del planeta.

Sobrepesca

Aunque no se crea, los mares y océanos del planeta se están quedando sin muchísimas variedades de peces que no son capaces de reproducirse con la misma velocidad con la que son pescados, por culpa de la indiscriminada práctica de hacerlo con fines comerciales.

Residuos inorgánicos

Una práctica tan indeseable como compulsiva del ser humano, es su constante agresión al medioambiente con la producción de desperdicios de todo tipo, los cuales pueden conseguir por igual en un parque, una montaña, una playa, un  río…

Sabías qué...
Lo peor de esta costumbre es que un 90% de la basura que ha sido lanzada al planeta, es inorgánica, muy difícil de degradar o reciclar, con el consabido impacto sobre mares y océanos (caso del plástico).

Uso abusivo de la energía

El consumismo del ser humano, su afán por utilizar todo tipo de equipos electrodomésticos y/o electrónicos, no hacen sino contribuir al abuso de los combustibles fósiles para la producción de más y mas energías contaminantes.

Aunque ahora hay más consciencia de los beneficios asociados a la utilización como fuente primaria de las energías renovables para generar electricidad, es necesario incrementar las campañas de uso racional de energía para  prolongar la vida útil del ecosistema del planeta. 

¿De qué forma podemos contribuir a mejorar ese gran ecosistema llamado planeta tierra, siguiendo recomendaciones básicas de la comunidad científica? Veamos algunas de las más sencillas de aplicar.

  1. La difusión masiva de prácticas ecológicas, destinadas a preservar y mejorar los ecosistemas.
  2. Reducir al máximo la tala y quema de bosques y la prevención de incendios forestales masivos.
  3. Plantar más y más árboles para sanear el ambiente, es otra práctica ecológica fundamental para vivir más y mejor.
  4. Evitemos la contaminación ambiental, reduciendo la producción de basura inorgánica; la emisión de gases de efecto invernadero, así como el uso de pesticidas, clorofluorocarbonados y fungicidas en los cultivos y contaminación de las aguas.
  5. Utilicemos cada vez más energías renovables para reducir las emisiones nocivas. En vez de salir en auto, usa más la bicicleta. El planeta te lo sabrá agradecer devolviéndote un aire cada vez más puro.

¿Cuál es el origen de la ecología?

La ecología se origina gracias al estudio de la naturaleza, a indagaciones sobre historia natural que hicieron grandes pensadores griegos como Aristóteles e Hipócrates, quienes sentaron las bases de conceptos evolutivos sobre la adaptación y selección natural.

Otros precursores de la ecología se consiguen  en biólogos y geógrafos,  quienes ya en el siglo XVIII aportaron grandes avances con sus estudios acerca de las relaciones entre la vida vegetal y animal con factores abióticos como luz, agua o carbono.

Podemos encontrar las investigaciones del botánico, químico, geólogo y astrónomo francés Louis Receveur; o René Antoine Ferchault y sus indagaciones sobre temperatura, así como Anton van Leeuwenhoek, con sus estudios sobre la formación de almidón en las plantas.

Otros grandes aportes muy enriquecedores provienen de científicos como Georges Louis Leclerc, autor de los primeros tratados sobre biología y geología que se conocen en el mundo.

O del naturalista  Alexander von Humbolt, explorador insigne de la América Latina,  quien recorrió este territorio durante 5 años continuos, en busca de lugares aún no descubiertos que fascinaron al mundo.

Charles Darwin

ecología y charles darwinErasmus Darwin, abuelo del no menos famoso Charles Darwin, produjo reflexiones conceptuales que sentaron las bases de la tesis evolucionista de las especies.

Aunque es notorio para cualquier estudioso de la ecología, que buena parte del siglo XIX se  consumió en el debate protagonizado por deterministas y evolucionistas,  donde se produjeron enfrentamientos entre corrientes representadas por Owen, Cuvier, Agassiz y Kölliker, contra los denominados transformistas, donde se incluyen nombres de la talla de Darwin, Hebert Spencer, Muller, Lamarck y Haeckel.

Pero el término ecología en realidad fue acuñado por el naturalista y filósofo alemán Ernst Heinrich Phillip August Haeckel (1834-1919) quien organizaba expediciones zoológicas, integraba más de un centenar de instituciones científicas y fundó el Museo Filético de Jena, pero, por sobre todas las cosas,  fue un evolucionista consumado, que aunque le fascinaban las ideas de la selección natural, no compartió sin embargo el papel que su colega Darwin le endilgó al azar.

Se le considera más bien responsable del matrimonio entre la anatomía y la embriología. 

Haeckel habló en 1869 de ökologie, cuyo origen etimológico proviene de las palabras griegas oikos, que significa casa o vivienda, y logos, que quiere decir estudio o tratado. Así que se entiende por ecología al estudio de la casa, del hogar que habitamos.

Ecologia historiaPara este científico alemán,  la ecología es la ciencia que estudia las relaciones de los seres vivos con su ambiente,  aunque más adelante agregó las características del medio, incluyendo transporte de la materia y energía, así como su transformación por las llamadas comunidades biológicas.

Asimismo, Haeckel sostenía que  organismos vivos como los unicelulares, plantas y animales  provenían de un solo tronco o raíz ancestral. Todos. De sus observaciones acerca de la biología marina, concluye que existe un origen orgánico común entre la llamada simetría de los cristales con la de los animales más simples.

Y en 1866 dedujo que los factores hereditarios residían en el núcleo de la célula.

También Haeckel creía, después de que se publicara El Origen de las especies, de Charles Darwin, que la evidencia de la evolución humana se conseguía en las Indias Orientales Holandesas, identificando a simios y humanos en un origen común a la que denominó Pithecanthropus, tipología que sin embargo no consideraba la principal característica diferenciadora de los seres humanos: el lenguaje, que nosotros hablamos y los demás seres vivos no pueden hacerlo.

Esa exclusiva habilidad la atribuirá a los Pithecanthropus alalus, que supuestamente vivían en Lemuria, un continente perdido en las profundidades del Océano Índico, expandiéndose después por otros territorios continentales. Fue así como quiso hallar el eslabón perdido, identificado por uno de sus más ilustres estudiantes, Eugéne Dubois, como el Hombre de Java, bautizado como el Pithecanthropus erectus u Homo erectus, como se le denominó más tarde.

Última actualización el

Mi nombre es Teresa Vaz Ferrà y soy estudiante de Biología en Barcelona. Me gusta colaborar con esta página porque desde bien joven me ha encantado el funcionamiento de la naturaleza y la biología. Tenía claro que quería estudiar algo relacionado con estos temas y por eso me acabé decidiendo por Biología.

Deja un comentario