Contaminación Atmosférica: ¿Por qué es un grave problema? 😷🥵

Inicio » Contaminación » Atmosférica

¿Qué es la contaminación atmosférica?

La contaminación atmosférica es el impacto negativo producido en el medioambiente a consecuencia de la presencia en la atmósfera de elementos tóxicos que alteran su funcionamiento.

Estos contaminantes provienen de materias ajenas a la composición natural de la atmósfera, o cuyas concentraciones se alteran por culpa de la intervención del hombre.

Por ejemplo:
Uno de los ejemplos más conocidos está en el dióxido de carbono (C02) un gas de efecto invernadero presente en la atmósfera de forma natural, muy necesario para mantener una temperatura ideal para la vida en la Tierra, pero cuya composición se ha alterado de forma preocupante en concentraciones más elevadas, por lo que su efecto invernadero también se ha incrementado trayendo problemas de recalentamiento del planeta.

Existen varias clasificaciones de estos contaminantes presentes en la atmósfera:

Gases

Dióxido de carbono (C02); metano (CH4); óxido nitroso (N2O); clorofluorocarbonos (CFC); ozono troposférico (O3); dióxido de nitrógeno (NO2) benzopireno (BaP).

Partículas

contaminación atmosféricaEl humo contiene partículas en suspensión (PM) o cenizas de combustiones, así como el polvo de la actividad minera, de industrias tan contaminantes como la cementera, etc.

Energía

Aquí se incluyen la contaminación de tipo acústica, lumínica y electromagnética.

Y estos contaminantes, a su vez, se  subdividen en primarios y secundarios. 

Los primeros proceden directamente de las fuentes de emisión y los segundos interactúan con otros componentes de la atmósfera, lo que les convierte en nuevos agentes de contaminación.

¿Por qué se produce y cuáles son las causas?

No hay forma de negar la responsabilidad del ser humano como causante directo de la contaminación atmosférica, ocasionada por la introducción de emisiones tóxicas a causa de un manejo inadecuado en el desarrollo de actividades diversas, especialmente industriales que, por falta de sentido común, están socavando los ecosistemas; independientemente de que existan procesos naturales que también generan contaminación.

contaminación atmosférica volcánCiertamente, existen fuentes naturales de contaminación, como aquellas que  se producen tras una erupción volcánica  donde se emiten gases y partículas que invaden la atmósfera, sumergiéndola en una niebla espesa y alterando su composición, con la elevación en los niveles de concentración de algunos de sus gases.

En este caso,  la propia atmósfera logra enfriarse  tras un proceso natural donde buscará recuperar el equilibrio perdido.

Así ocurre con otros tipos de contaminación que son de más bajo impacto, pero cuando esas emisiones superan con creces lo permitido, no hay forma de que se  revierta el daño ambiental por vías naturales. 

Fuentes de emisión antropogénicas

camión contaminación del aireEl mayor problema está en  las llamadas fuentes de emisión antropogénicas,  donde resaltan actividades de tipo industrial muy contaminantes como la explotación, refinación y transporte de petróleo, la minería, especialmente a cielo abierto, la tala y quema indiscriminada de bosques y selvas, sistemas de calefacción en los hogares, el transporte terrestre, aéreo y marítimo, así como actividades agrícolas con uso masivo de fertilizantes y otros químicos que afectan la calidad de los suelos y del agua.

Esto, como es obvio, trae consecuencias negativas a escala mundial y local,  con fenómenos meteorológicos extremos de alto impacto  que son producto del cambio climático.

¿Cómo afecta la contaminación atmosférica a los seres vivos y al medio ambiente?

Biodiversidad y contaminación atmosféricaCon la cantidad de contaminantes que agreden la atmósfera, todos los ecosistemas también se trastocan, en mayor o menor medida. Todos.

Los organismos vivos tampoco escapan de los daños que ocasiona una polución severa que afecta igualmente sus organismos, sin contar con cambios climáticos adversos que no todas las especies son capaces de soportar, como inundaciones o sequías severas, tormentas, huracanes, tifones, tsunamis, entre otros fenómenos de inestabilidad climática asociados al sobrecalentamiento del planeta.

Daños al mundo animal

Muchos animales sometidos al estrés del “smog”, presentan cuadros respiratorios severos, muy similares a lo que ocurre con los humanos. Después de todo, también respiran con ayuda de pulmones o branquias afectadas por gases y partículas contaminantes.

En resumen,  los síntomas más comunes en animales son los siguientes: 

  • Deficiencias en el aparato respiratorio, con daño pulmonar. El monóxido de carbono les afecta mucho.
  • Irritaciones en la piel por contacto con aguas contaminadas o consumo de algas tóxicas.
  • Problemas neurológicos en animales vertebrados, ante la acumulación de plomo en los suelos y otros metales muy tóxicos.

Daño a la naturaleza

La naturaleza en todo su esplendor, también sufre vicisitudes ante la rudeza de la contaminación atmosférica.

  1. El crecimiento de las plantas se retrasa o detiene, con la polución y la presencia de suelos afectados igualmente por metales pesados muy venenosos.
  2. El “smog” reduce la incidencia de los rayos solares en las plantas, lo cual demora o retrasa el proceso de crecimiento, marchitándolas hasta que mueren. Cultivos enteros de soja, trigo, tomates, maníes o cacahuetes y algodón pueden perderse por efecto de la contaminación del aire o los suelos.
  3. Las plantas, aunque están preparadas mucho mejor que otros seres vivos para afrontar los efectos de la reducción en la capa de ozono y consiguiente filtrado de rayos ultravioleta o UVB, también es verdad que pueden sufrir:
  4. Alteraciones en sus ramas y troncos con variaciones en la forma de crecimiento.
  5. Distribución deficiente de los nutrientes que necesita para crecer.
  6. Cambios negativos en sus distintas fases de desarrollo, que pueden verse trastocadas afectando la época de florecimiento y multiplicación.

Daño a los bosques

Los bosques también padecen cuando el llamado efecto de la “lluvia ácida les baña con su veneno químico, produciéndose:

  1. Daños severos en las hojas de árboles, arbustos y flores, así como grandes dificultades para cumplir el proceso de absorción del agua, que muy probablemente también esté contaminada.
  2. Otra vulnerabilidad derivada de la exposición a la “lluvia ácida”, es que las plantas más afectadas no son capaces de soportar plagas y ataques de hongos, o los efectos del mal tiempo. Asimismo, no pueden cumplir el proceso de fotosíntesis en forma normal.
  3. Altas concentraciones de cualquiera de los tipos de óxido de nitrógeno (SOX) son perjudiciales para el crecimiento y expansión del follaje de las plantas, especialmente los de origen antropogénicos, derivados de actividades destinadas a la producción de energía.
  4. Otro enemigo de la salud de especies vegetales es el ozono, que también afecta los procesos de fotosíntesis y demora el crecimiento natural de las plantas.
  5. En cuanto al plomo, dada su altísima capacidad para perpetuarse durante muchos años en los suelos, mezclado o no con otros metales, lo cierto es que también traerá problemas de crecimiento, fotosíntesis irregular y muy baja resistencia a los cambios climáticos.
  6. Aunque las plantas todas necesitan de nitrógeno para vivir, cuando en la atmósfera están presentes altas concentraciones de dióxido de nitrógeno o monóxido de nitrógeno, ocurre un proceso contrario que las daña hasta matarles. Estos gases tóxicos tienen en común una especial incidencia nociva sobre el medioambiente porque además participan en la destrucción del llamado ozono estratosférico, son pieza contribuyente para que aumente el efecto invernadero, ayudan a que se manifieste la “lluvia ácida” y generan un “smog” químico de terrible pronóstico.

Pero el aire contaminado, la atmósfera envenenada con sustancias químicas puede causar un daño letal en su conjunto a los ecosistemas como un todo, no solamente a determinadas especies vegetales o animales.

Por ejemplo:
Con las altas temperaturas del planeta ocasionadas por los gases de efecto invernadero los ecosistemas marinos también sufren recalentamiento de las aguas oceánicas, con una mayor exposición a los rayos UV que minan el desarrollo normal de crustáceos, peces, anfibios, mamíferos marinos, el fitoplancton y otras formas de vida microscópicas.
china máscara contaminación del aire
En China es habitual ver a los ciudadanos de las grandes ciudades utilizar mascarilla.

Igualmente, se está produciendo un nocivo proceso de acidificación de las aguas marinas, siendo muy tóxico este ambiente para especies de las profundidades oceánicas como el calamar gigante o mejillones y peces diversos.

La extinción de especies de plantas y animales se acelera con el calentamiento global. Tal es el caso del hábitat helado en las zonas polares del planeta que han empezado a derretirse, poniendo en peligro de extinción a los osos polares, que ya no consiguen alimento ni cobijo.

¿Cómo afecta a las personas?

Indudablemente, una buena calidad del aire es determinante en la salud de las personas.

Para nadie es un secreto que la polución puede desencadenar enfermedades mortales, al punto de que a nivel mundial en la actualidad se registran en promedio unos siete millones de decesos anuales por culpa de la contaminación atmosférica, según reporta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Humo y contaminación atmosféricaEl consumo desmedido de energía para buscar mejor confort y mayor desarrollo económico, tiene otra cara terrible:  la muerte por enfermedades producidas tras la inhalación de tóxicos y partículas que flotan en el aire. 

Muchas de estas sustancias son cancerígenas y otras, debido a sus características no son eliminadas por el organismo, acumulándose para desencadenar problemas respiratorios y otras dolencias.

La polución severa puede producir:

  • Enfermedades respiratorias como bronquitis, asma, pulmonía, entre otras.
  • Dolores de cabeza, fatiga e irritación en los ojos.
  • Daño cardiovascular.
  • Afecciones en mucosas.
  • Mal funcionamiento de hígado, bazo y sistema nervioso.
  • Daños en el sistema reproductivo.
Sabías qué...
Contaminación AtmosféricaLa Organización Mundial de la Salud, asegura que nueve de cada diez personas en el mundo entero respiran aire contaminado, gracias a pruebas irrefutables basadas en la data dura proveniente de unas 5.300 ciudades del mundo donde se hacen mediciones de la calidad del aire en forma regular.

Más de 1.000 ciudades de este total registrado, se han venido incorporando desde 2016 a monitoreos constantes a nivel atmosférico, ante la preocupación creciente de este problema de salud global.

Del mismo modo,  la OMS reporta que un promedio de siete millones de personas mueren cada año  por la inhalación de finas partículas presentes en el aire contaminado que van a parar a los pulmones y afectan otros órganos del cuerpo, principalmente el sistema cardiovascular, ocasionando enfermedades mortales.

De ese total, por ejemplo en 2016, ocurrieron unos 4,2 decesos ocasionados directamente por el aire contaminado exterior y cuando se trata del llamado aire doméstico, sucede que murieron unas 3,8 personas contaminadas por la cocción indebida de alimentos con combustibles muy contaminantes.

¿Qué medidas podemos tomar para reducir la contaminación atmosférica?

Por eso  es imprescindible tomar medidas que nos ayuden a reducir a nivel individual  y colectivo, la huella de carbono y otros metales que tanto daño están causando a la vida en todas sus formas.

¿Cómo empezar?

Más vehículos eléctricos y menos vehículos gasolina o diésel

Tesla y efecto invernadero
Tesla, compañía pionera en coches eléctricos.

Reduce el uso de los vehículos de combustión convencional a diésel o gasolina.

Limita los paseos innecesario y utiliza tu automóvil cuando en vedad sea necesario o comparte viajes con tus vecinos para ir al trabajo y llevar a tus niños al colegio.

Uso de energías renovables

Adopta algún tipo de energía “verde o limpia” para reducir el consumo de energía eléctrica en tu hogar. Cada día que pasa, hay mejores soluciones tecnológicas a precios inmejorables, como los paneles fotovoltaicos o el uso de bombillas Led para ahorrar energía.

Sembrar árboles, plantar plantas

sembrar un árbol Siembra un árbol, cuida los jardines y espacios verdes de tu barrio o urbanización y fomenta en tus hijos y familiares el amor por la naturaleza, con excursiones y paseos campestres.

Recicla más y mejor

Adopta la cultura del reciclaje de desechos sólidos y la reutilización en casa de aquellos que puedan tener un segundo uso práctico, como una norma de vida, especialmente los plásticos.

Aunque la mejor medida a tomar para reducir la contaminación ambiental es no comprar productos envasados con este derivado del petróleo no biodegradable que tantos problemas ocasiona a los mares, océanos y vertederos municipales.

Menos consumismo

No permitas que  tus hijos acumulen equipos electrónicos en exceso. 

Explícales qué es la chatarra tecnológica y cuánto daño puede hacer al medioambiente el derrame de sustancias químicas que componen las pilas y baterías de estos dispositivos tan divertidos.

Imprimir menos, más digital

documento digital contaminación atmosféricaUtiliza documentos digitales en vez de imprimir tinta contaminante en papeles impresos que reducen la vida de muchísimos árboles en bosques del planeta que son arrasados, año tras año, para extraer celulosa y producir cantidades industriales de papel que en poco tiempo lanzamos a la basura.

Recicla el papel si no hay forma de eludir en la oficina esta práctica que por fortuna cada vez más se reduce.

Más concienciación social

Participa en programas de educación ambiental y reclama de los gobiernos una mayor pro actividad en defensa del medioambiente con medidas efectivas que ayuden a reducir las emisiones no deseadas de gases de efecto invernadero que deberás cumplir.

Vídeos y documentales sobre contaminación atmosférica

Última actualización el

Mi nombre es Teresa Vaz Ferrà y soy estudiante de Biología en Barcelona. Me gusta colaborar con esta página porque desde bien joven me ha encantado el funcionamiento de la naturaleza y la biología. Tenía claro que quería estudiar algo relacionado con estos temas y por eso me acabé decidiendo por Biología.

Deja un comentario