Cómo Cuidar el Medio Ambiente: [20 Ejemplos de Cómo Hacerlo]

¿Por qué es importante cuidar el medio ambiente?

Nada hay más importante que cuidar el medio ambiente porque de nuestro entorno obtenemos las cosas que necesitamos para vivir, incluyendo el aire mismo, el oxígeno que se origina en la fotosíntesis de las plantas y que se expele a través de las hojas, sin cuyo concurso la atmósfera estaría tan contaminada que no podríamos respirar.

cómo cuidar el medio ambienteEl medio ambiente nos proporciona el agua para nuestro consumo, los alimentos, los combustibles, la materia prima para construir nuestro modus vivendi; nos alegra la vida, nos da una visión de las cosas hermosas de la naturaleza, como los bosques, los pájaros, los ríos, los mares, las montañas, los animales.

Tenemos una responsabilidad con el medio ambiente, por el daño que la mano del hombre le ha causado debido a la sobrepoblación y al crecimiento desmesurado y desorganizado de las ciudades, la emisión de gases tóxicos en la atmósfera, la tala y la quema indiscriminada de los árboles bosques, el vertido de desechos contaminantes en los ríos y en los mares.

Tomando en cuenta que la tierra es nuestro hogar, es responsabilidad nuestra proteger los ecosistemas naturales y detener el daño que se le está causando a estos, para hacer más sostenible la vida.

Los cambios, por muy pequeños que puedan ser, causan estragos en el medio ambiente; mucho más la contaminación a la que se ha visto sometida la tierra, haciéndola cada vez menos sustentable.

Esta permanente agresión atenta contra nosotros mismos, porque a medida que se contaminan el aire, los ríos, los mares y se destruyen los bosques, estamos asfixiándonos inexorablemente por nuestra propia mano.

Contaminación del aire y atmosférica

por qué es importante cuidar el medioambienteLa polución, la liberación de elementos tóxicos a la atmósfera, es el mejor ejemplo de cómo nos afectamos al dañar a los elementos que nos protegen como seres humanos, provocando catástrofes naturales que cobran vidas humanas y destruyen nuestro entorno irreversiblemente, cambiándolo, afectando al clima de tal manera que el cambio climático es una de las principales causas de preocupación en el mundo de hoy.

Si seguimos por ese camino, las cuatro estaciones del año variarán irremisiblemente, como ya está ocurriendo cuando en pleno invierno se destapa el calor o en el verano se producen lluvias tormentosas, huracanes, inundaciones.

La inmensa mayoría de los habitantes del planeta no parece tomar en cuenta estas cosas porque las ven de lejos, cuando no les ocurre a ellos, pensando que jamás van a ocurrir.

Muchos empresarios solo viven para obtener dinero a manos llenas, sin percatarse de que el daño que causan con sus industrias de una u otra manera los va a alcanzar a ellos y a sus familiares, porque no hay forma de escapar de la respuesta de la naturaleza cuando es agredida.

Cauce de los ríos

Los ríos, obstaculizados por ambiciosos ganaderos o agricultores en su aprovechamiento desconsiderado de los recursos naturales, buscarán su cauce y al no encontrarlo, inundarán los sembradíos, las sabanas, los pueblos, porque la naturaleza sabe desquitarse cuando se la molesta, cuando se la agrede.

¿Sabías qué...?
A consecuencia del uso de fertilizantes y de elementos tóxicos, los ríos tienden a secarse, los terrenos aptos para el cultivo pierden su condición y las plantas dejan de crecer sanas y hermosas para convertirse en adefesios naturales que, al secarse y marchitarse, pierden el colorido y el aroma de sus flores.

Los mares, por el calentamiento global, destruirán sus glaciares como ya está sucediendo y producirán catástrofes insólitas, como también ha sucedido en los últimos años en varias regiones del mundo.

Quema de bosques: Evitarla

quema de bosques en el cuidado del medioambienteLa quema de los bosques, tal cual acaba de suceder en el Amazonas, es una puñalada en el corazón de esa reserva natural que es el pulmón de buena parte del planeta.

El efecto invernadero por el uso del petróleo, el gas y el carbón para generar energía, está sobrecalentando la atmósfera de tal manera que sus efectos ya han empezado a sentirse en todo el planeta con los cambios bruscos de temperatura.

Crecimiento de la población mundial

Población y cuidado del medio ambienteEl crecimiento vertiginoso de la población mundial es otro de los elementos a considerar, toda vez que esto representa la necesidad de más espacios para vivir y la producción de más alimentos para la subsistencia.

Entonces la destrucción del ambiente en medio del crecimiento poblacional es originar el déficit de animales y plantas justo cuando más se necesitan para la vida humana, lo que podría ocasionar una hambruna sin precedentes en la Historia.

El daño causado al medio ambiente es tan grave que muchas especies corren el riesgo de desaparecer.

Si las cadenas alimentarias pierden el equilibrio, habría una superpoblación de especies que podrían ser perjudiciales para el ser humano, porque la extinción de animales y plantas no puede verse como otra cosa sino como la decadencia de la vida humana.

Y finalmente, cada vez que pensemos que el atentar contra el medio ambiente no nos perjudicará a nosotros, veámonos en el espejo de la polución irrespirable de China y Ciudad de México y así entenderemos cuál es la reacción de la naturaleza en esos casos.

[20 consejos] que pueden ayudar a cuidar el medioambiente

Hay innumerables formas en que podemos contribuir a preservar el medio ambiente en nuestras actividades diarias. Solo tenemos que proponérnoslo. Aquí les dejamos algunos de ellos; solo necesitamos un poco de esfuerzo, de imaginación y, por supuesto, mucho amor por nuestro entorno,

  1. No compre cosas que no necesite, lo cual le ahorrará dinero y un proceso de producción en el que se requieren materiales y energía.
  2. Evite usar pesticidas y productos químicos en su jardín o en las plantas de interior de la casa. Utiliza técnicas domésticas para la eliminación de plagas.
  3. Si le es imprescindible usar productos químicos, evite que estos vayan a dar a las vías fluviales porque las aguas contaminadas se esparcen causando males en muchas partes.
  4. Plante un árbol y llene de amor a las plantas; use como composta los desechos como cascaras de frutas y restos alimenticios. Si coloca ladrillos alrededor de la composta se dará cuenta de lo fácil que es abonar su jardín.
  5. Apague los aparatos eléctricos cuando no los esté usando, las luces, la televisión, los ordenadores, las impresoras, utilice temporizadores para las lámparas con el fin de que se apaguen a determinada hora, estos son fáciles de conseguir en ferreterías.
  6. Desconecte ciertos aparatos que consumen energía aun cuando estén apagados, como cargadores, licuadoras, tostadoras. Como esto es muy engorroso, use un multicontacto y de esa manera solo tendrá que prender y apagar el interruptor para ahorrar energía.
  7. Seque la ropa al estilo antiguo, dejándola secar al sol, pues las secadoras son los aparatos que más consumen energía y, además, la ropa al contacto con la naturaleza huele mejor.
  8. Tome duchas cortas, no derroche el agua; lave el coche con un tobo, no con manguera, porque de esa manera usará solo la cantidad de agua necesaria.
  9. Póngase de acuerdo con sus compañeros de trabajo y amigos para alternarse y no usar el coche diariamente; de esa manera ahorrará dinero, gasolina y habrá menos contaminación.
  10. Use más la bicicleta y menos el coche; así, al tiempo que fortalecerá su cuerpo, le hará un bien a la naturaleza. Mientras menos coches haya en circulación, mejor será para el medio ambiente.
  11. Evite la fuga de agua en su residencia, revise los grifos, la tubería y las mangueras.
  12. Cuando se lave los dientes o se afeite, evite dejar correr el agua mientras lo hace.
  13. Use pilas recargables, no las desechables; el ácido de las baterías desechadas es nocivo para la Tierra.
  14. A menos que sea necesario, no use plástico. Los vasos y platos desechables, y las bolsas de plástico generan mucha basura y son dañinos para los animales. Cualquier cosa que se usa nada más un par de veces aumenta el montón en el basurero. Por eso, use botellas reutilizables y lleve bolsas de telas al supermercado.
  15. No desperdicie la comida. Hay siete mil millones de personas en el planeta y debemos procurar que los alimentos alcancen para todos. Tampoco deseche alimentos ni permita que estos se descompongan.
  16. No arroje basura a la calle, a los ríos ni al mar. La conciencia ecológica es una educación imprescindible para nuestros hijos y siempre es mejor predicar con el ejemplo.
  17. Separe la basura y enseñe a sus hijos a hacerlo para que los desechos se puedan reciclar. Enséñeles qué va en cada cubo y por qué es así.
  18. Use bombillas de bajo consumo, que es una forma práctica de ahorrar energía. Trate de no abusar de la luz eléctrica, aprovechando la luz natural; en este sentido, aproveche las horas del día. No abuse del aire acondicionado ni de la calefacción y recuerde mantenerlo en unos 20ºC, que es lo recomendable.
  19. Aprenda a reutilizar y reciclar, en lugar de desechar.
  20. Haga manualidades o juguetes con cosas que no quiera desechar y enseñe a sus hijos a hacerlo.

Estos son consejos simples, fáciles de cumplir. Nada de lo que hemos descrito es imposible de cumplir; solo falta la voluntad de hacerlo.

Empiece de una vez, piense que la naturaleza está esperando nuestra ayuda para, a su vez, darnos la ayuda que nosotros necesitamos en estos tiempos duros en que debemos apoyarnos todos los seres humanos para salvar el planeta.

 

Última actualización el

Mi nombre es Teresa Vaz Ferrà y soy estudiante de Biología en Barcelona. Me gusta colaborar con esta página porque desde bien joven me ha encantado el funcionamiento de la naturaleza y la biología. Tenía claro que quería estudiar algo relacionado con estos temas y por eso me acabé decidiendo por Biología.

Deja un comentario