Energía Colectiva: ¿Qué es y Cómo Funciona? [Ventajas y Ejemplos]

 

¿Qué es la energía colectiva?

Es una forma de organización social destinada a conseguir rebajas sustanciales en los recibos de pago de la electricidad, donde consumidores se agrupan para hacer compras colectivas de luz y gas.

Mientras más personas se apunten a esta modalidad, más rebajas conseguirán en las facturas, calculadas anualmente en hasta 180 euros por grupo familiar.

Fundamentalmente, son  una alternativa al alza en los precios de estos servicios,  registradas gracias a los vaivenes en los precios de los combustibles fósiles.

Y han estimulado la búsqueda de opciones más económicas presentes en el uso de energías renovables, menos contaminantes y de muchos beneficios.

¿Qué ventajas tiene?

Ventajas:
  • qué es la energía colectivaAbaratan precios porque esta compra grupal de energía (electricidad y gas de uso doméstico) resulta más económica que la celebración de contratos individuales de compra.
  • Estimulan el uso de energías renovables, menos contaminantes y de muchos beneficios, por lo que fortalece esta iniciativa el crecimiento de empresas dedicadas a la producción de energías provenientes por ejemplo, de la eólica o de la fuente solar (energía voltaica) entre otras.
  • Favorecen la organización social responsable, porque los consumidores se unen en torno a un bien común que les permite, bajo un esquema ganar-ganar, soluciones gerenciales de vida efectivas que nivelan los gastos del hogar.

¿Qué desventajas tiene?

Desventajas:
  • energía colectivaQuizá la única desventaja sea que  acceder a fuentes de energía renovable,  también implica depender  de factores climatológicos a veces adversos, los cuales pueden incidir en la disminución en la producción de energías alternativas, ocasionando que en un momento determinado que  los costes del kW/h aumenten, pero aunque esto ocurra y se den,  por ejemplo,  alguno picos negativos para el bolsillo,  derivados de afectaciones en la intensidad de los vientos (energía eólica) o bajas en la radiación solar (energía fotovoltaica) siempre serán más económicas cuando se pactan contratos colectivos de consumo.
  • Otro punto negativo podría guardar relación con  la imposibilidad de crear mecanismos de multiplicación  de los abonados o consumidores aglutinados en una asociación, quizás porque bajo la figura autogestionaria, el acceso a nuevas tecnologías para incrementar la plantilla (inscripciones en línea o por internet) y ejecutar efectivas campañas publicitarias, no cuenta con especialistas idóneos. Por eso surge la intermediación de consultoras firmas que negocian por los clientes ante las empresas de energía.

¿Cómo se accede a contratos de energía colectiva?

En Europa, y concretamente en España, uno de los países con la energía eléctrica más costosa de la región, existen organizaciones dedicadas a ubicar a proveedores de energías alternativas o renovables.

Puedan ofrecer sus paquetes de venta de electricidad y gas, a partir de experiencias ya estables de producción a partir de la energía eólica, de placas fotovoltaicas y otros tipos de experiencias, con buenos márgenes de rentabilidad y mejores tecnologías que han abaratado el precio final del servicio.

Sabías qué...
España, en la actualidad, es el segundo país de Europa donde más subió la tarifa eléctrica en 2018, con un alza de hasta un 13,8 %, según cifras reportadas por Eurostats, en mayor de este año 2019.

Este estudio revela que España se ubicó en el 4to lugar con el servicio de gas más caro y el 5to con en electricidad costosa.

concepto energía colectivaEsta realidad impone la búsqueda de opciones de ahorro energético en el hogar. Muchas personas instalan dispositivos como termostatos inteligentes, o compran enchufes con temporizadores, entre otras tecnologías.

Pero la modalidad que mejor ha estado funcionando, desde 2013, es la relacionada con estas sociedades que persiguen  la compra colectiva de electricidad y gas. 

Una de las más conocidas es La organización de consumidores y Usuarios (OCU) que se inició bajo el lema “quiero pagar menos luz”,  logro aglutinar a más de 260 mil consumidores  en sus inicios, en 2013, interesados en la primera campaña de compra colectiva de luz, accediendo a mecanismos de subastas para buscar los mejores precios de e re los proveedores de energías alternativas o renovables.

Otra organización dedicada a esta intermediación solidaria para buscar rebajas en las facturaciones de luz y gas es la plataforma Selectra, especializada compras colectivas.

También se ha mantenido la denominada Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética (ANAE) y otras capaces de gestionar cada vez más abonados, como Enara, perteneciente al grupo Gnera, especializado desde 2010, en la representación y  compra de energía. Se apoyan, además, en servicios de asistencia telefónica para aquellas persona no muy diestras en el uso de nuevas tecnologías.

¿Promueve el uso de energía renovable o no renovable?

Como ya se ha visto, este mecanismo de compras colectivas, incentiva y promueve iniciativas diversas de organización social, donde los consumidores buscan tener acceso a la compra directa de energía más barata, proveniente de fuentes renovables, distintas a los combustibles fósiles que tanto daño ocasionan al planeta y sus habitantes.

¿Quién puede comprar energía de manera colectiva?

En realidad, cualquier grupo humano integrado en una asociación, comunidad de propietarios, condominio o entidad, es capaz de organizar una compra colectiva de energía.

Siempre será mejor si conforman previamente una estructura capaz de aumentar el número de abonados en forma auto matizada o sistematizada en un registro eficiente, pero en caso de no contar con este recurso ni poder idearlo siempre es bueno buscar la intermediación de plataformas y empresas que negocian directamente con las compañías energéticas en la búsqueda de precios  mucho más competitivos. 

¿Cuáles son los pasos para comprar energía colectiva?

En realidad, es una actividad sencilla que puede resumirse en tres pasos:

Inscribirse en una plataforma

Acceder a páginas webs de intermediarias como Selectra, Anae u OCU no es difícil. Son fácilmente ubicables en internet o en oficinas de atención al consumidor. La inscripción permite abonarse a la compra colectiva de servicios conjuntos de gas y electricidad, o por separado.

Negociación de empresa de intermediación con compañías de energía

Una vez que se cierra el plazo de inscripción de los consumidores, se apertura una subasta donde se convoca a las empresas de energía a competir. Quien ofrezca mejor tarifa y calidad de servicio, ganará. Finalmente, la empresa intermediaria notifica las condiciones de la negociación y las tarifas ventajosas alcanzadas en el contrato que deberán suscribir los beneficiarios organizados.

Contratación de nuevas condiciones

Este paso final implica el conocimiento total por arte de los consumidores de la oferta pactada, pero serán libres de firmar o no contrato. En caso de ser positivo, se firma el contrato bajo la modalidad on line o en correo postal.

¿Cuánto puede ahorrarse?

Aunque a veces, la condición de ahorro dependerá de variables externas, asociadas a contratos pre existente de electricidad o gas que deberán deshacerse, siempre estas compras colectivas de energía supondrán un ahorro significativo.

Sabías qué...
En España, ronda actualmente los 280 euros al año.

¿Promueve el uso de energías renovables o no renovables?

Como ya se ha visto, este mecanismo de compras colectivas,  incentiva y promueve iniciativas diversas de organización social,  donde los consumidores buscan tener acceso a la compra directa de energía más barata, proveniente de fuentes renovables, distintas a los combustibles fósiles o energías no renovables, que tanto daño ocasionan al ecosistema del planeta.

Deja un comentario