Cómo Ahorrar Agua: [Ejemplos y Por qué es Importante]

¿Por qué ahorrar agua?

En estos tiempos de cambio climático, una de las más urgentes tareas de  los seres humanos es el ahorro del agua,  sobre todo porque esta escasea en muchas regiones y en otras el efecto invernadero ha traído como consecuencia el daño irreversible a las cuencas de los ríos, acrecentando el problema.

Es por eso que debemos tomar conciencia de lo que significa el problema del agua en el mundo en general y en nuestros países en particular, por lo que derrochar el preciado líquido de cualquier forma es un pésimo servicio a nuestra calidad de vida.

cómo ahorrar aguaDebemos ahorrar el agua no solo por lo que esto significa en cuanto a la factura por el servicio, sino por la necesidad de protegernos a nosotros mismos.

Por eso, hay que tener cuidado en no derrocharla en el baño al momento de ducharnos, en la cocina al preparar los alimentos, al lavar la vajilla, al regar las plantas, al lavar el coche, y, en fin, en todas las actividades en que debamos usar el agua.

El agua es vital para mantenernos hidratados, para preparar los alimentos, para nuestro aseo personal y el de nuestro hogar, e igualmente es trascendental su presencia en el medioambiente, por lo que debemos impedir la agresión constante e irresponsable en contra de la naturaleza.

Formas diferentes con las que podemos ahorrar agua (mínimo 20 consejos)

Revisar la seguridad de las tuberías

Para ahorrar agua, lo primero que debemos tomar en cuenta  es la seguridad de que la tubería de nuestro hogar  se encuentra en buenas condiciones, porque una de las maneras en que se pierde más líquido, es en las indeseables fugas por deterioro de los conductos, especialmente en la cocina y el baño, lo cual, además, trae como consecuencia, pérdida de dinero.

No dejar el grifo abierto

Dejar el grifo abierto mientras realizamos otras actividades, es algo que debemos corregir, orientando a nuestros hijos en el sentido de que sólo se debe abrir el grifo cuando se vaya a cumplir alguna actividad en la que se necesite el agua, procurando no desperdiciarla.

por qué ahorrar aguaMuchas personas tienen la tendencia de dejar correr el agua antes de ducharse, durante la ducha y después de esta, con lo cual se desperdician cientos de litros cada día. Lo recomendable es cerrar el agua mientras nos enjabonamos, o lavamos el cabello y volver a abrirla para quitarnos el jabón, no hacerlo todo al mismo tiempo.

Reutilizar el agua de los baños

Si se trata del agua de una bañera, esta puede ser reutilizada al momento de fregar el suelo de la casa.

¿Te lavas los dientes? Cierra el grifo

Al momento de lavarnos los dientes, cerrar el grifo mientras usamos el cepillo, volver a abrirlo para  enjuagarnos la boca, no dejarlo NUNCA abierto todo el tiempo. 

Este mismo proceso debemos cumplirlo a la hora de afeitarnos:  cerrar el grifo mientras nos ponemos la crema de afeitar y mientras nos pasamos la hojilla  por el rostro y abrirlo cuando vayamos a lavarla.

Dejar abierto el grifo mientras cumplimos este proceso es derrochar el agua que otros necesitan.

No derrochar el agua mientras lavamos los platos

Para lavar los platos lo recomendable es almacenar el agua que necesitaremos en la pila y no mantener el grifo abierto permanentemente mientras cumplimos esta tarea.

El mismo procedimiento  debemos cumplirlo al lavar las frutas o verduras. 

Para regar plantas y árboles reutiliza el agua de lluvia

Regar plantas ahorro de aguaPara regar las plantas podemos usar el agua de lluvia almacenada, utilizar racionalmente el agua de las tuberías o realizar el riego por goteo. Es necesario recordar que las plantas no deben ser regadas diariamente sino cómo aconsejen los expertos.

Mucha agua termina siendo un derroche inexplicable, a la vez que puede terminar pudriendo la planta que queremos conservar.

Limpiar con escoba, no con agua

 Limpiar la basura del jardín con escoba  y no con la manguera es una buena manera de economizar el líquido.

Revisar constantemente la manguera o la tubería exterior sometidas a las inclemencias del tiempo, por si presentan deterioro que lleven a una fuga de agua por goteo incesante.

Mantener limpio el césped.

Guardar el agua para lavar el coche

Almacenar agua en un cubo para lavar el coche, en lugar de usar la manguera permanentemente porque así se derrocha mucha agua. Solo debemos usarla para la acción final del lavado.

Cambiar a electrodomésticos con mejor etiqueta

electrodoméstico ahorrar aguaEn la medida de lo posible debemos  cambiar los electrodomésticos tradicionales por aquellos que estén etiquetados A+, A++ y A+++,  porque estos ahorran el 50% de agua.

Es conveniente instalar grifería electrónica o termostática en la residencia, para racionalizar el consumo de agua.

Colocar reductores del caudal de los grifos para gastar menos agua al momento de usarla.

¿Aireadores de agua en los grifos?

Comprobar  la existencia de aireadores de agua en todos los grifos. 

Revisa el depósito del retrete o inodoro ¡Suele perder mucha agua!

Una de las grandes fugas es la del tanque del inodoro, de lo cual no nos percatamos a veces, así que debemos comprobar que este esté en buenas condiciones. Asimismo, debemos echar el papel higiénico en la papelera y no en el inodoro.

Vigila que las piscinas no tienen fugas

Si se trata de piscinas, comprobar si no hay fugas. Para eso es mejor medir el agua, esperar 24 horas y volver a medir.

Conciencia a toda la familia

Quizás lo más importante en el proceso de economizar el agua, sea realizar esta tarea en familia para que nuestros hijos tengan la conciencia de hacerlo como algo normal en sus vidas, pues de esa manera llevarán la información a sus amigos y, sobre todo, a sus propios hijos.

¿Por qué es importante ahorrar agua?

El agua es el recurso más importante para la vida, sin lugar a duda, y, aunque es un recurso renovable, se ha ido transformando en un recurso no renovable por la misma acción de la mano del hombre, así que es muy importante entender la necesidad de ahorrarla, sobre todo si tomamos en cuenta que cada vez hay zonas del planeta donde escasea el vital líquido.

¿Sabías qué...?
En este momento, alrededor de mil millones de personas no tienen la cantidad de agua necesaria para su subsistencia, y eso es más que suficiente para que entendamos que lo que a nosotros puede sobrarnos en un momento determinado, a otras personas les falta.

agua potable y ahorroEsto ocurre porque el aumento de la población mundial, a su vez, lleva a un aumento de la demanda de agua potable.

Los países pobres están asolados por enfermedades relacionadas con la pobre calidad del agua, como el cólera, la diarrea, el dengue, por lo que el acceso al agua potable reduce la mortalidad, especialmente en niños.

Los estudios de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, (FAO) determinan que este problema puede agravarse si no se toman las medidas adecuadas, al punto de que para 2030 el 20% de los países pobres o en desarrollo tendrán problemas para el acceso del agua limpia.

¿Sabías qué...?
Es más, se cree que en los próximos veinte años este problema se multiplicará por cuatro, y no se necesita ser un matemático muy experimentado para darnos cuenta de lo que eso significará para los seres humanos; de las consecuencias que tendrá eso en nuestra vida futura.

A veces, derrochamos el agua sin saber que de  esa manera estamos derrochando irracionalmente cientos o miles de litros  que son necesarios para otros seres humanos; en especial por parte de muchas industrias donde el agua se derrocha irresponsablemente.

Para preservar los recursos hídricos sin renunciar al desarrollo de los pueblos, la Organización Mundial de la Salud recomienda 100 litros por habitante al día en sus diferentes actividades, beber, comer, higiene personal y limpieza del hogar.

Sabías qué...
Lamentablemente, esta cantidad es superada en España, donde el consumo por habitante es de 139 litros, según el estudio nacional de suministro de agua potable y saneamiento del 2016, siendo Barcelona la ciudad donde más racionalmente se usa el agua: 105 litros/día.

El consumo había bajado desde el 2010, cuando era de 144 lts/día, pero, a pesar de las medidas que se han tomado, es posible que estas cifras hayan disminuido poco en los últimos tres años.

Por eso, la toma de conciencia tiene que abarcar los espacios de nuestras ciudades y en especial, como explicáramos antes, hay que llevar la información a los niños para que en el futuro el ahorro de agua limpia sea un asunto cotidiano.

¿Cómo afecta el ahorro de agua al cambio climático y la contaminación?

olas de calor consecuencias del cambio climáticoLo primero que debemos recalcar es que el desequilibrio ecológico, ocasionado por la deforestación y la contaminación, entre otros factores, está transformando el agua de recurso renovable a NO RENOVABLE.

Es muy importante respetar el ciclo del agua.

El agua no solo es necesaria para la vida en la Tierra, pues el desarrollo de la sociedad y el crecimiento económico dependen de ella.

Entonces, la contaminación la lleva a extremos deplorables de vulnerabilidad, pues cuando se contaminan las cuencas de los ríos su recuperación es muy complicada, cuando no imposible.

El efecto invernadero, el cambio climático, y, en síntesis, la agresión permanente contra los espacios naturales del planeta, que han llevado a que se sequen los ríos y se contamine el ambiente hasta llegar a los océanos, muchas veces contaminados por derrames petroleros o desechos químicos, que matan a los peces y acaban con los bancos de coral, nos están llevando a situaciones límite que debemos enfrentar con tiempo, porque, como hemos explicado, corremos el riesgo de que cada vez haya más personas que necesiten agua sin conseguirla.

cambio climático es realAfortunadamente, junto con las malas noticias, también las hay positivas, porque hoy en día hay tecnologías para el ahorro del agua y de la energía nos hacen pensar que no todo está perdido, si hay una combinación de esfuerzos entre las autoridades y los ciudadanos, con la idea de reducir el consumo de agua de cada persona por día, hasta llegar a los 100 litros, como lo demanda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero todo dependerá de la conciencia de cada uno de nosotros acerca de la necesidad de preservar el vital líquido, evitando su irresponsable derroche y la agresión constante al medioambiente.

 

Última actualización el

Mi nombre es Teresa Vaz Ferrà y soy estudiante de Biología en Barcelona. Me gusta colaborar con esta página porque desde bien joven me ha encantado el funcionamiento de la naturaleza y la biología. Tenía claro que quería estudiar algo relacionado con estos temas y por eso me acabé decidiendo por Biología.