Capas de la Atmósfera: [Tipos, Características y Funciones]

Inicio » Atmósfera » Capas

¿Qué son las capas de la atmósfera?

La atmósfera está integrada por un sistema de capas fluidas superficiales, cuyos movimientos dependen de las corrientes de aire que reducen las temperaturas, entre el día y la noche. Ocurre entonces una distribución del calor por todo el planeta, impidiendo que aparezcan noches gélidas o congelantes y días muy calurosos o calientes.

Por lo tanto, es un sistema cerrado de refrescamiento que mantiene la vida en el planeta. Se compone de varios gases, que conforman lo que comúnmente conocemos como aire.

¿Sabías qué...?
Otro dato interesante es que la atmósfera, en su conjunto, es una capa gaseosa de aproximadamente unos mil kilómetros de espesor, con una composición constante y uniforme hasta los 100 kilómetros, considerado el límite del espacio exterior.

Estos 100 kilómetros son reconocidos con el nombre de la línea de Karmán.

   

¿De qué dependen las capas de la atmósfera?

Troposfera capas de la atmósferaLas capas de la atmósfera varían de acuerdo a su composición, densidad y temperatura.

Hay una relación entre altitud y temperatura variable, que cambia de acuerdo a la capa atmosférica.  Estas capas son: la troposfera, estratosfera, ozonosfera, mesosfera, termosfera. 

Partes de la capa atmosférica

Repasemos entonces las características más relevantes de las distintas capas atmosféricas.

Troposfera

La troposfera es la capa donde se desarrolla la vida. Por lo tanto, es la capa atmosférica más cercana a nosotros, es la que se encuentra a más baja altitud.

La troposfera tiene una extensión aproximada de 10 kilómetros en los polos y unos 18 kilómetros en el ecuador. La temperatura disminuye en forma gradual hasta alcanzar unos -70 °C grados centígrados.

Su composición es la siguiente: nitrógeno, en un mayoritario 78%; oxígeno, en un 20%, argón, en un 0,03%, vapor de agua, en un 0.01% y otros gases en 0,1%.

¿De qué dependen las capas de la atmósfera?Tiene un límite superior con la tropopausa.

   

Estratosfera

La estratosfera es una importante capa atmosférica, porque en ella se concentra la mayor cantidad de ozono, un gas que al absorber parte de la radiación ultravioleta e infrarroja del Sol, protege toda la vida terrestre y garantiza condiciones idóneas, a fin de que los ecosistemas puedan funcionar a plenitud, sin daños irreversibles ocasionados por estas radiaciones peligrosas para la salud de toda forma de vida, especialmente la humana.

En la estratosfera la temperatura se incrementa hasta un -10 °C a unos 50 kilómetros de altitud.

Su tope o límite superior se llama estratopausa.

Ozonosfera

Estratosfera y las capas de la atmósferaLa ozonosfera  es una esta zona de la estratosfera terrestre se concentra mayormente el ozono. Se extiende desde los 15 a los 40 kilómetros de altitud, área donde se reúne el 90% del ozono que reina en la atmósfera.

La ozonosfera cumple la misión de absorber un aproximado de 97 a 99% de la radiación ultravioleta de alta frecuencia.

Mesosfera

La mesosfera alcanza o llega a una altitud de hasta 80 kilómetros, donde la temperatura disminuye hasta unos -140°C.

   

Ionosfera o termosfera

La ionosfera o termosfera tiene una altitud que oscila desde los 80 hasta los 640 kilómetros, por lo que las partículas que la componen o integran son fundamentalmente iones. Tiene varias capas y la más alejada de la Tierra alcanza unos 1.500 °C, gracias a la altitud que alcanza.

Ionosfera y capas de la atmósferaSe llama así porque los gases que la componen se elevan su temperatura en varios cientos de grados. Dentro de esta capa, los rayos ultravioleta, Gamma y rayos X, provocan la ionización de átomos de sodio y moléculas.

Exosfera

Se denomina exosfera a la última capa de la atmósfera, que se extiende hasta unos 9.000 kilómetros de altitud y a temperaturas crecientes de hasta los 1.000 °C, compuesta de gases como hidrógeno y helio.

Más allá de esta capa se consigue el espacio abierto.

¿Para qué sirven las capas de la atmósfera?

La atmósfera cumple variadas funciones vitales que garantizan la vida sobre la tierra, tal y como le conocemos. Aunque no la vemos a simple vista, este manto protector es capaz de absorber gran parte de la radiación solar negativa que producen los rayos ultravioleta en la capa de ozono.

   

Es un escudo protector de la radiación solar

meteorito atmósferaEse escudo protector invisible además puede frenar, gracias a un proceso de desintegración, la acción de algún meteorito que entre en la órbita terrestre para golpear a la Tierra, convirtiendo en polvo a estos cuerpos externos gracias a la potente fricción ocasionada al entrar en contacto con el aire.

Si la atmósfera no existiera, la velocidad de colisión de estos objetos extraterrestres sería la suma de su propia velocidad inercial, más la aceleración que produce la gravitación terrestre y serían indestructibles.

Gracias a la atmósfera, predomina el oxígeno

A lo largo del tiempo, según ha establecido la comunidad científica, la atmósfera ha ido cambiando su composición, pero esto ha servido para generar diversas formas de vida.

Por ejemplo, cuando apenas contenía oxígeno y prevalecía el gas metano, la vida dominante era la de los llamados metanógenos.

Igualmente, se ha establecido que con la aparición de las cianobacterias aumentó también la cantidad de oxígeno en la atmósfera y así distintas formas de vida como las plantas, animales y seres humanos fueron apareciendo gradualmente.

¿Sabías qué...?
La atmósfera tiene otra importante función, que de no existir, la vida en el planeta sencillamente se extinguirá, irremediablemente. Dicha función ocurre en la magnetosfera, zona ubicada en la región externa de la Tierra donde se desvían los vientos solares cargados de radiación electromagnética. Esto impide, en consecuencia, que las llamadas tormentas solares nos desintegren.

Su composición actual se la debemos al trabajo de las plantas, ejecutado con el milagroso proceso de la fotosíntesis. Igualmente, controla el clima y el ambiente donde vivimos, ubicados en la troposfera, donde se generan diversos fenómenos meteorológicos como la lluvia, la cual nos provee agua, así como las concentraciones necesarias de oxígeno, nitrógeno y carbono indispensables para respirar.

   

Ejerce presión sobre el entorno y los seres vivos

ozono atmósfera y ciclo del carbonoLa atmósfera también tiene otra función importante: ejerce presión sobre el entorno y todos los seres vivos, estimada en unos 1,03kg/ cm² sobre el nivel del mar, presión que impide que todos nuestros fluidos se evaporen con daño cardiovascular irreversible.

Da color al cielo azul

Otro aporte al planeta de la atmósfera es que da color a los cielos. Sí.

La luz de los rayos del sol es blanca, pero en interacción con la atmósfera, produce el característico color azul del cielo y tonalidades rojizas, naranjas y amarillentas de los atardeceres, dependiendo de las distintas longitudes de ondas de los colores y partículas de polvo, cenizas y vapor de agua que se concentran en la atmósfera.

También produce que las nubes cambien de colores.

El sonido y la atmósfera

atmósfera terrestresTambién nos regala el sonido. La atmósfera es un gran conductor del sonido, sin la existencia de las ondas sonoras no se podrían propagar ni percibir los sonidos.

Como ya se ha dicho, la composición de los gases que integran el aire que respiramos, es indispensable para el desarrollo de toda forma de vida en la Tierra.

Indispensable función para los seres vivos

El oxígeno (O2) y el dióxido de carbono (C02) garantizan la realización de funciones vitales en plantas y animales. A esto debemos agregar la presencia permanente de vapor de agua y del C02, que facilitan la existencia de temperaturas adecuadas para la vida en el planeta.

Sin embargo, junto con otros gases menos abundantes como el metano o el ozono, aparecen los llamados gases de efecto invernadero, que son atravesados con facilidad por la radiación solar, aunque por fortuna la radiación que emite la Tierra, tras el proceso de calentamiento solar, es absorbida en parte por estos gases, sin que puedan escaparse al espacio en su totalidad.

El efecto invernadero ayuda a que vivamos con una temperatura más o menos estable, ya que retiene el calor. Este efecto impide que las temperaturas desciendan hasta -15 grados, totalmente inadecuadas para el desarrollo pleno de los seres vivos.

¿Ha sido útil esta publicación?

Mi nombre es Teresa Vaz Ferrà y soy estudiante de Biología en Barcelona. Me gusta colaborar con esta página porque desde bien joven me ha encantado el funcionamiento de la naturaleza y la biología. Tenía claro que quería estudiar algo relacionado con estos temas y por eso me acabé decidiendo por Biología.